Look de hoy: Fin de semana londinense

Camisa de Dsquared2: Que bonitos son esos fines de semana de cuatro días purificadores por Londres tras la rutina otoñal. Selfridges, Harrods, New Bond Street…muchas compras que hacer y muy poco tiempo. En fin, hoy recurrimos a uno de los clásicos de Dsquared (aparte de sus ligeramente sobrevalorados vaqueros); la camisa de cuadros con ese cuello blanco que le da ese toque tan propio de Dsquared. Uno de los básicos para este invierno. Vaqueros de Acne: Stencil Carrot. Y hablando de vaqueros sobrevalorados e infravalorados, entra en escena Acne. Sus vaqueros me sorprendieron gratamente este verano, tanto por su comodidad como por su caída. Rectos, blandos, desgastados y completamente minimalistas, ni siquiera llevan la clásica costura de los bolsillos traseros. Sencillos y cómodos, ¿qué más se puede pedir? Botas de Clarks: Desert Boot. Ya tenía yo ganas de que el frío londinense me permitiese calzarme unas Desert Boots, y más este año que están de aniversario. Me gustan no sólo por la horma y el diseño en sí, si no por la cantidad de tonalidades disponibles; yo que soy un purista me quedo con la wolf, pero las hay incluso estampadas. Otro básico para este invierno. Bolso de Gucci: No soy muy dado a este tipo de bolsos pero los keepall (o macutos para algunos) se están posicionando firmemente como una de las opciones más adecuadas para viajes cortos este invierno en detrimento del clásico y más bien poco estiloso (pero bastante más práctico) trolley. Confeccionado con la espectacular piel guccissima de la firma italiana en el clásico marrón oscuro y detalles en dorado. Cruzada y con un atuendo como el de hoy…perfecta. Cinturón de Paul Smith: Square Buckle Belt. Ojito con los cinturones de Paul Smith porque son un vicio como las pipas; te dejas seducir por las clásicas líneas multicolor y te lías…y encima esa pared de colores que tienen en Selfridges aún te incita más…en fin, que me lío. Este modelo ni tíene colorines ni los necesita; cuero natural y hebilla cuadrada de aspecto envejecido. Como los vaqueros de Acne anteriormente citados; no necesita nada más. Reloj de Hublot: Big Bang. Una excentricidad como la copa de un pino. Y es que combinar la caja de 44 milímetros de oro rojo de esta máquina que es el Big Bang con una esfera blanca y una correa de caucho también blanca es simplemente una excentricidad. Mejor no perderlo de vista al dejarlo en la bandeja del control de seguridad del aeropuerto. Excentricidades aparte, y aunque obviamente prefiero el modelo con la esfera y la correa negra, tampoco es que esta versión me desagrade. ]]>

9 comentarios

  1.   Juan dijo

    Que míticas son las botas de Clarks..a ver si me hago con unas. No son muy caras, no?

    El bolso también tiene buena pinta…pero yo sigo siendo del clásico trolley Samsonite, más práctico.

    Muy chulo, como siempre.

  2.   Gonzalo dijo

    El reloj en blanco está espectacular, mucho más moderno y atractivo que en negro

  3.   Melinda dijo

    Como siempre un look completamente acertado. Solo algo a destacar a parte de eso, la forma en la que hablas de las prendas hace que den ganas de comprarselas. Bien hecho.

  4.   Gsus dijo

    Discrepo totalmente con la opinión de Gonzalo; un Big Bang en blanco me parece, como bien apunta Javier, una excentricidad llegando incluso a la ordinariez. Puede tener su punto, cierto, pero jamás me gastaría el dineral que vale semejante reloj en una pieza con un diseño del que me voy a cansar al segundo día.

    Lo veo un reloj para futbolistas, no sabría explicarlo mejor.

    Me encanta la camisa, el cuello blanco hace que no sea la tipica camisa de cuadros.

    Yo también me quedo con el clásico trolley.

    Muy bueno 😉

    1.    Mulder Combs dijo

      La frase jamas me gastaría.. solo la puedes decir si tienes el dinero suficiente para gastartelo…

      Un feliz poseedor de 3 Hublots Big Bang (No soy futbolista 🙂

  5.   Sergio dijo

    Me encanta el bolso

  6.   Juan dijo

    A mi el reloj en blanco también me gusta más. No me gusta la combinación oro rosa/negro. Eso si, tampoco me gastaría 3.000, 4.000 euros o lo que sea en un reloj tan llamativo.

    Llamadme cutre pero yo me quedo con el de acero y algo más pequeño

  7.   Gonzalo dijo

    Un reloj tan grande ya es vistoso de por si, así que no importa mucho llevarlo blanco porque se va a ver igual.

    Para futbolistas o gente que lo pueda pagar claro.

  8.   Javier dijo

    Gonzalo, te aseguro que el Big Bang en negro es muchísimo menos “cantoso” que en blanco…pero aún así es verdad que sigue siendo tremendamente llamativo.

    Juan, ¿cutre el de acero? ¿Estamos locos? xD

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *