Las gafas de sol y tu cara

Por mucho que nos guste un modelo determinado de gafas de sol, hay que escoger tus gafas dependiendo de la forma de tu cara. Este detalle se nos pasa por alto en muchas ocasiones y debemos tener presente que la idea es que las gafas se integren en nuestra cara y no al revés.

Por lo tanto, nuestro primer reto es el de determinar qué forma de cara tenemos. Dependiendo de este primer aspecto nos podremos dedicar a escoger el modelo que mejor se ajuste a nuestro óvalo facial.

  • Si tu rostro tiene forma cuadrada te convienen unas gafas ovaladas, así podrás suavizar tus rasgos.
  • Si tu rostro es redondeado o con forma de rombo necesitarás unas gafas cuadradas de largas patillas para compensar.

La montura horizontal también se les recomienda a estos últimos y a los que tengáis la cara más cuadrada deberíais escoger las monturas más ligeras y con tendencia a la forma ovalada.

Tu personalidad también se refleja en las gafas que llevas. Si eres deportista escoge cristales en colores marrones o negros, estos mismos colores también son ideales para ir elegante. Si, por el contrario, eres de los clásicos escoge las típicas de aviador.

En cualquier tienda especializada te aconsejarán para adquirir las que mejor te van con tu cara y tu forma de vestir. Aprovechamos la ocasión para desaconsejar por completo la compra de gafas de sol en los puestos callejeros, tu cornea te lo agradecerá.

Vía: Esmoquinroom.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *