La última y primera noche del año

Todos aplicamos las típicas cosas que hay que hacer en fin de año. Puede que no seamos supersticiosos el resto del año, pero la noche del 31 es especial. Debemos hacer todo lo que nos digan para empezar el año con buen pie. Por ello uno de los trucos más conocidos para atraer a la buena suerte en el año que viene es pisar con el pie derecho nada más terminar las campanadas.

Si nos ponemos a pensar en todo aquello que la gente recomienda hacer, nos podemos volver locos. Las mujeres tenemos que llevar ropa interior roja y los hombres la corbato, en su defecto ambos deberán colocarse algo rojo en alguna parte de su cuerpo. Aunque no es igual de eficaz. Otro de los rituales más conocidos es introducir algo de oro en la copa de champagne o cava. O bien meter un billete en una bolsa verde y sostenerlo durante el tiempo que duren las campanadas. Si quieres eliminar todo lo malo del 2008 apunta todo esto en un papel y quémalo. Y por último una tradición italiana cada vez más establecida en España, comer una cucharada de lentejas.

Si con todo esto no consigues la felicidad en el año siguiente, te recomiendo que la próxima vez dejes de lado las supersticiones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *