¿La cerveza engorda?

A todos nos ha pasado alguna vez por la cabeza el miedo al beber una rica cerveza de que nos va a engordar. Y es que los mitos sobre la si la cerveza engorda o no están rulando por todas las redes sociales desde su creación. Como es de esperar, en todo existe un punto medio que se aleja tanto de los aspectos plenamente positivos, como de los totalmente negativos. La cerveza tiene un aporte de calorías que veremos en este artículo, pero por sí sola no va a hacerte engordar.

Vamos a analizar algunos aspectos esenciales acerca de si la cerveza engorda o no y qué variables nos hacen empeorar la calidad de su consumo.

Calorías van y calorías vienen

Nuestro cuerpo es un balance constante entre las calorías que consumimos y las calorías que quemamos. Nuestro cuerpo, por el simple hecho de estar vivo quema calorías. Calorías que se emplean en tareas como la digestión, transporte de la sangre, estímulos nerviosos, movimiento de la vista, metabolismo, crecimiento de pelo, uñas, etc. El conjunto de estos requerimientos energéticos lo llamamos metabolismo basal.

El metabolismo basal varía mucho dependiendo de ciertas variables como la edad de la persona, su estatura, la genética y la predisposición del cuerpo a actuar más o menos. A estas calorías que se consumen en el metabolismo basal hay que sumarles las que consumimos durante nuestras actividades diarias. Caminar, estar sentados frente al ordenador, desplazarnos, cocinar, limpiar, ducharnos, practicar deporte, correr, etc. A la suma de las actividades a lo largo del día le damos las del metabolismo basal y obtendremos nuestro gasto energético total.

Este gasto energético total o también llamada calorías de mantenimiento son las que nos muestran las calorías que necesita el cuerpo para mantener el peso y poder ejercer todas sus funciones metabólicas correctamente. Bien, si consumimos más calorías de las del mantenimiento estaremos engordando y si comemos menos, estaremos adelgazando.

Os estaréis preguntando a qué viene toda esta chapa de las calorías. Realmente esto es lo esencial del artículo. Más que pensar que si la cerveza engorda o no, hay que pensar si el hecho de consumir cerveza está elevando las calorías que comes a diario por encima de las del gasto energético total o no. Una persona puede beber cerveza y adelgazar y otros beberla y engordar. Todo depende de la suma de calorías diarias y sostenidas en el tiempo.

¿La cerveza engorda con las comidas?

Es más, seguramente has pensado muchas veces que el hecho de beber cerveza con las comidas hace que engorde aún más por permanecer más tiempo haciendo la digestión. No hay comida ni bebida que por sí sola te haga engordar o adelgazar en este mundo. Es el conjunto de ellas y de la organización que tengas lo que engorda o no. Si tienes un día donde te has excedido de calorías no pasa nada. Permítete caprichos de vez en cuando.

Engordamos o aumentamos nuestra grasa corporal cuando el superávit de calorías se mantiene en el tiempo. Es común fallar los fines de semana por alguna comida familiar, pero si el 80% de tu tiempo te cuidas, puedes permitirse ese margen de disfrutar.

La vida está para disfrutarla y una cerveza bien fresquita y espumosa apetece seguro. Está muy extendida la creencia de que la cerveza engorda debido a que está formada por la fermentación de levadura del mosto, elaborada con malta de cebada y aromatizada con lúpulo.

Aunque la cerveza es una bebida alcohólica y el alcohol no es considerado un nutriente, es una bebida que, en pocas cantidades es saludable. El aumento de peso de una persona no está relacionado con su consumo de cerveza, a no ser que sea un alcohólico, sino con la suma de las calorías ingeridas a través de los alimentos.

Una práctica muy habitual en personas que almuerzan fuera de casa es la del tapear. Una caña con una tapa de ensaladilla rusa, otra de boquerones fritos, revuelto de huevos o algo de chorizo y pan blanco. Estos son ejemplos de tapas que se mezclan bien con una cerveza bien fresquita. ¿Qué pensáis de estas combinaciones? ¿Creéis que es la cerveza la que engorda o es la grasa del chorizo, los fritos y mayonesa?

Efectos positivos de la cerveza en el organismo

No solo es una bebida que está socialmente aceptada y recomendada si su consumo es moderado y responsable, sino que otorga beneficios en nuestro organismo. Hay un miedo terrible en base a un mito que ha ido extendiéndose con el paso de los años que lo único que hace es infundir malas concepciones. La cerveza es como cualquier otro producto que contiene calorías y que si la suma de las calorías de los alimentos más la cerveza sobrepasan tu gasto energético total, engordarás con el paso del tiempo.

Hay que mencionar que el alcohol en sí no es considerado un nutriente y tiene 7 kcal por cada gramo. Sin embargo, la cerveza no es solo alcohol. Es más, tanto solo un 4,8% de media en todas las cervezas es alcohol.  Una cerveza natural no tiene demasiadas calorías, no posee grasas saturadas o azúcares. Por el contrario, posee gran cantidad de hidratos de carbono, vitaminas y proteínas.

Una caña suele tener unas 90 calorías. Para haceros una idea, cada 100 ml de cerveza tiene 43 calorías. Es una bebida mucho más ligera que si la comparamos con otros refrescos como la coca cola o la fanta. Mientras menos alcohol lleve la cerveza, menos calorías dará. Las latas sin alcohol tan solo tienen 50 calorías, mientras que una con alcohol tienen 150 kcal.

Si una persona tiene que consumir alrededor de 2000 kcal diarias para mantener su peso, como pueden ver, la cerveza no es algo demasiado calórico a tener en cuenta. Lo suyo es tener un consumo responsable que te haga tener los beneficios de la cerveza sin que ello perjudique la salud ni añada las calorías de más.

Espero que con esta información puedas aclarar mejor todo el bulo de que la cerveza engorda.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.