Jet Lag

Don Draper bajando del avión

¿Has tenido que volar alguna vez a otra zona horaria, ya sea por negocios o por placer? Entonces, sin duda, habrás experimentado el trastorno conocido como Jet Lag.

El entusiasmo que provoca conocer otro país o visitar a seres queridos a menudo se ve lastrado por una serie de efectos secundarios conocidos como Jet Lag, el cual, cuanto más lejos viajas, más intenso y duradero es.

Síntomas del Jet Lag

Hombre durmiendo en la cama

En primer lugar, es importante entender por qué aparece el Jet Lag. ¿Has escuchado alguna vez que todos tenemos un reloj interno? Pues es totalmente cierto, y ese mecanismo, también llamado ritmo circadiano, necesita tiempo para adaptarse a una nueva zona horaria. Mientras se adapta, el cuerpo deja de funcionar con normalidad, ya que del reloj interno dependen muchas funciones del organismo, desde la producción hormonal hasta la ondas cerebrales.

Las condiciones de los aviones tampoco es que ayuden precisamente a llegar al destino fresco y listo para cualquier reto. La presión reduce el oxígeno en la sangre y puede provocar deshidratación, mientras que la escasez de movimiento también contribuye a empeorar los síntomas del Jet Lag.

Si vuelas frecuentemente, los síntomas del Jet Lag te resultarán ya muy familiares, aunque no por ello son más agradables. El cambio de zona horaria puede provocar:

  • Problemas para conciliar el sueño
  • Agotamiento
  • Dificultad para concentrarse
  • Problemas estomacales

Pero no te preocupes, ya que, como ya sabrás, el Jet Lag solo es temporal. El cuerpo humano es una máquina altamente inteligente y termina por adaptarse al más brusco de los cambios horarios. Eso sí, es necesario darle tiempo y ser amable con él, algo que te explicaremos cómo hacer más adelante. Pero ¿cuánto tardan los síntomas en desaparecer? Pueden pasar desde 24 horas hasta una semana hasta que el organismo recupere la normalidad. Depende de la distancia recorrida y de la edad (las personas mayores tardan más en recuperarse).

¿Se puede combatir el Jet Lag?

Avión de British Airways

¿Se puede hacer algo para combatir el Jet Lag? A continuación respondemos a esta y otras preguntas interesantes que pueden ayudarte a lidiar mejor con sus síntomas, e incluso reducirlos.

Desafortunadamente, no existe ningún remedio milagroso para eliminar el Jet Lag, sino que hay que esperar a que tu reloj interno se sincronice con el externo. Sin embargo, sí que puedes hacer algunas cosas muy sencillas y eficaces para ayudar a que tu reloj interno se ajuste más rápidamente a la nueva situación.

Antes del vuelo

Relojes de las zonas horarias

Una buena estrategia anti-Jet Lag debe comenzar varios días antes de hacer un viaje transoceánico. Si tienes la posibilidad, alterar tu horario de sueño de forma gradual para adaptarlo a la zona horaria de tu destino puede ayudarte mucho. Es muy fácil: adelanta o retrasa 30 minutos cada día tu hora de irte a la cama.

Hacer lo mismo con las comidas, adelantarlas o retrasarlas en función de la que será tu nueva zona horaria, también ayuda a que el golpe sea más suave. Pero, por encima de todo, asegúrate de que tu dieta te ofrece muchos nutrientes, ya que tu cuerpo lo agradecerá durante el Jet Lag. En lo que a alimentación se refiere, también se aconseja reducir el consumo de alcohol y cafeína en los días anteriores y posteriores al viaje, pues interfieren en el sueño.

Por último, cuando te sientes en el avión haz que tus relojes marquen ya la hora de tu país de destino. La psicología es poderosa y esta pequeña acción lo demuestra. Cuanto antes empieces a pensar como si estuvieras en la nueva zona horaria, más rápido te recuperarás del Jet Lag, y los relojes sin duda te ayudarán a mentalizarte. Pero ojo, esto es importante: nunca lo hagas antes de subir al avión o perderás el vuelo.

En el destino

George Clooney en 'Up in the Air'

Enhorabuena, has llegado a tu destino. Ahora se trata de ser amable con tu cuerpo. ¿Cómo? Pues para empezar, asegúrate de beber suficiente agua y dormir una pequeña siesta si te sientes muy cansado (2 horas como máximo).

Dormir bien por las noches es clave. De lo contrario, el tiempo de recuperación se alargará indefinidamente, algo que no conviene en absoluto. No obstante, cuando llegue el momento de ir a la cama, el Jet Lag puede provocar que te cueste mucho conciliar el sueño. Pero tranquilo, si te sucede esto, puedes tomar infusiones relajantes durante las primeras noches en tu destino. Y la melatonina también te puede echar una mano.

La luz solar desempeña un papel muy importante en tu reloj interno, favoreciendo su correcto funcionamiento, así que sal a la calle para que te bañen los rayos solares, a ser posible por la mañana. Haz algo de ejercicio o da un paseo.

El aislamiento nunca es una buena idea, especialmente en situaciones en las que tu cuerpo y tu mente no pasan por su mejor momento. Así que socializa, distráete. Estar rodeado de personas te ayudará a superar antes el Jet Lag.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.