IWC Ingenieur Vintage, la belleza de lo sencillo

Y por favor, que antes de empezar con el post conste en acta que detesto la colección Ingenieur de IWC. Me parece de largo la más sobrevalorada de todas cuantas comprende la manufactura de Schaffhausen, de hecho. Y la peor dosificada (demasiadas ediciones especiales, demasiadas combinaciones posibles que llegan a oler un poco al abuso que realizan otras firmas, léase Big Bang o Royal Oak Offshore). Sin embargo, cuando presentan piezas como la que veremos a continuación, ganan el derecho a errar como les plazca durante otro siglo más. Desde Schaffhausen para el mundo, el IWC Ingenieur Vintage.

Esta maravilla de la relojería cobra vida a partir de una colección limitada que IWC lanzó en 2008 para rememorar sus 140 años de historia, la cual comprendía 6 ediciones especiales vintage inspiradas en modelos históricos de cada una de las colecciones emblema de la firma; Da Vinci, reloj de Aviador, Aquatimer, Portugués, Portofino e Ingenieur. Esta colección estaba compuesta por 500 ejemplares de cada modelo, todos realizados en cajas de platino y esfera blanca. Como dato curioso mentar que los primeros 140 ejemplares fueron entregados juntos en una caja conmemorativa especialmente diseñada para tal fin.

Evidentemente, la colección fue un éxito rotundo, lo cual lleva a IWC a modificarla ligeramente a efectos de hacerla viable y poder lanzarla al mercado, esta vez de forma no limitada. Estas modificaciones consisten en cambiar las cajas de platino por otras de acero fino, y como guiño de respeto a la colección original, se decide cambiar el color de todos los diales, dejando que el blanco dé paso al negro profundo más sencillo y elegante.

De resto, pues a lo que nos tiene acostumbrados la casa de Scafusia: tamaño de caja asumible para cualquier muñeca de 42,5 milímetros de diámetro, con 22 mm. entre asas sujetas por una estupenda correa de piel de alligator negro, cristal de zafiro con canto arqueado y tratamiento antirreflejos, corona atornillada, hermético hasta 12 bares de presión, y fondo visto (renunciando a la característica caja de hierro dulce antimagnético presente en la mayoría de los relojes de la gama) para exhibir el calibre manufactura 80111, uno de los más probados y fiables de la firma germana.

Mención especial merece aparte la elección de unas agujas tipo dauphiné para coronar al conjunto del dial, y en consecuencia, otorgar al reloj de un valor estético inalterable al paso del tiempo, la cultura o cualquier otra magnitud.

Así que, después de todo esto, os invito a que lo busquéis, lo veáis, lo probéis…y si tenéis a mano en el bolsillo alrededor de cinco mil euros, lo compréis…¿Por qué no?

Por cierto, y a modo de posdata; ni qué decir tiene que la colección entera es espectacular, pero me parecía interesante comentar concretamente el Ingenieur porque ya de por sí cualquiera se enamora de un Portugués o un Portofino de producción ordinaria, pero no de estos otros relojes, generalmente exponentes de un carácter más tosco, siempre bajo mi punto de vista.


Categorías

Complementos

Tener Clase

En Tener Clase podrás ver la mejor información sobre la moda y el estilo de vida masculino. ¿Tienes clase? Pues entonces no te pierdas nuestros... Ver perfil ›

9 comentarios

  1.   Javier dijo

    Gran post y gran colección la Vintage de IWC, muchísimoo mejor para mi gusto este Ingenieur que los “ordinarios”, aunque me sigo quedando con el Portofino.

    Por cierto Carlos, estoy pensando en sumar una nueva máquina a mi colección así que en las próximas semanas te iré pidiendo consejos e inspirándome con tus geniales posts 🙂

    Por cierto; te odio, que lo sepas xD

    Un abrazo!

  2.   Carlos dijo

    Jajajaja me gusta que me odies siempre que sea consecuencia de haber levantado en tí actitudes compulsivas hacia el mundo de la relojería…

    En cuanto a lo de buscar un reloj, cuando quieras. Dame por privado presupuesto y estilo, que ahora mismo hay muchas opciones, y más que se sumarán en Marzo tras la feria de Basilea.

    Un abrazo!

  3.   DAVID dijo

    Cada día que leo esta página me me reafirmo en seguir haciéndolo, pero que pasa es que me habeis robado la mente entre el uno y el otro? A ver como bien sabes estoy enamorado del Portofino que en cuanto solucione alginas cosas lo conseguiré, los demas no me llamaban mucho la atención, bueno el portugués sí pero se sale de presupuesto y de repente llegas tú con el Ingenieur vintage y me vuelves loca la cabeza. Fijate que tengo el catálogo/libro de IWC y no me había fijado en los vintage sobre todo en el da Vinci que yo creo que pierde con respecto al actual, lo contrario pasa con este que cuanto mas lo veo mas me gusta en comparación con el Portofino. Ahora no sé que hacer, bueno sí ahorrar.
    Un saludo y a seguir así

  4.   Carlos dijo

    Muchas gracias David, si sembramos la duda en personas con tan buen gusto como tú es que algo bien estamos haciendo…Si quieres mi punto de vista personal para seguir liándote, yo escogería entre ambos dependiendo del tamaño de mi muñeca y mi presupuesto principalmente. El Ingenieur Vintage es bastante más caro que el Portofino, casi el doble, y a priori más exclusivo, aunque curiosamente bajo mi punto de vista comparten exclusividad, ya que si bien el Portofino es un modelo de producción ordinaria, no se por qué es el menos vendido de la manufactura. En cuanto a tamaño de muñeca, yo siempre he defendido que un reloj elegante, para no dejar de serlo, no ha de sobrepasar los 40mm por norma general, pudiendo permitirse excepciones de hasta 42mm dependiendo de si tienes muñeca de más de 17cm. Todo lo que no entre dentro de estos parámetros, para mi deja de ser elegancia y se convierte en “mirad el reloj sobre el que voy montado”; pero también tenemos que tener en cuenta que yo soy muy purista para estas cosas…

  5.   Héctor dijo

    Carlos, estás poniendo el nivel de calidad en los posts muy, pero muy muy, alto. Con esto consigues exigirme un esfuerzo extra para no quedarme fuera del grupo de “señoritos” (en el buen sentido de la palabra, por supuesto) XDDD.

    Aparte, para que sepas que en mí también tienen gran efecto, los relojes eran una parte importante, pero algo secundario. Ahora están empezando a escalar posiciones en mi escala de valores a un ritmo vertiginoso.

    Sigue así máquina, un abrazo!

  6.   Carlos dijo

    Noooooooooo!!!Son tus posts los que me exigen a mí!! No te hagas el loco ahora!!! 🙂

    Te advierto que para mí también lo eran hasta que me metí en el mundillo, y curiosamente, desde él, empecé a apreciar la calidad de verdad en todos los ámbitos de mi consumo, y he conseguido (salvo excepciones)aprender a seleccionar todas mis adquisiciones en relación a la mejor calidad-precio posible. Esto es importante, porque antes sí que me gastaba un pastizal sobre todo en ropa, a veces conformándome con un diseño y poco más. Supongo que son etapas por las que todos pasamos tarde o temprano.

    Un abrazo!

  7.   DAVID dijo

    Carlos te escribo para ver si me puedes aconsejar sobre la marca Hamilton, ya que quiero hacer un regalo a un familiar que se jubila y quiero hacer una buena compra y no gastarme un pastón. El otro día vi un modelo que se parecía al Portofino de IWC, eso si de cuarzo y con la correa imitando a cocodrilo, por lo que hizo que me fijara en la marco. Descarté ese modelo porque las comparaciones son odiosas, pero me fijé en otros modelos con maquinaria automática cuyo precio no se salían de mi presupuesto.
    Bueno, así que antes de comprar nada he pensado en que la gente que le gusta y que sabe de esto me aconseje.
    Un saludo, David

  8.   Juan Manuel dijo

    No es que me importe especialmente, pero si usáis una foto mía para ilustrar el “post”, no os hubiera costado demasiado comunicármelo y pedir permiso, ¿no os parece?. Me refiero a la última foto, la de MI reloj en MI muñeca. Un saludo.

  9.   Tener Clase dijo

    Discúlpanos Juan Manuel, lo eliminamos ahora mismo.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *