Hiperhidrosis y tratamientos

Hiperhidrosis y tratamientos

La hiperhidrosis es un problema de exceso de sudoración que aumenta con el calor. Se puede producir en áreas localizadas y se manifiesta es muchas partes del cuerpo. Las zonas más susceptibles a tener hiperhidrosis son las axilas, rostro, plantas del pie y palmas de las manos.

Cada caso tiene un factor que lo desarrolla por algún tipo de motivo. El calor es una de las fuentes principales que desencadena este caso, ya sea al hacer ejercicio o por alteraciones en el sistema nervioso. Entre otras consecuencias y los remedios que podemos aplicar, los detallamos a continuación.

¿Por qué se produce la hiperhidrosis?

Un incremento en la secreción de las glándulas sudoríparas son las causantes de provocar este exceso de sudoración en determinadas áreas del cuerpo. Este aumento del sudor viene provocado por diversas causas, que los causan de forma individual y dependiendo de la persona.

¿Por qué estas glándulas son tan sensibles? Se produce una hiperactividad o hiperestimulación creando un sudor incontrolable. Sucede cuando hay situaciones emocionales o de estrés provocados de forma natural e incontrolable o por el ejercicio de algunos fármacos o por motivos térmicos.

Hiperhidrosis y tratamientos

Las zonas más susceptibles dónde las glándulas sudoríparas se disparan son las palmas de las manos, las plantas de lo piel, la zona del rostro o craneofacial y en las axilas. El control de la temperatura corporal que es ejercido por el hipotálamo es una de las causas. Estas personas se muestran mucho más sensibles a estímulos emocionales o térmicos, y al no poder regular con normalidad esta temperatura lo resuelven con una sudoración más intensa.

Tener hiperhidrosis puede provocar una incapacidad para resolver una vida social e incluso para poder entrar en el mercado laboral. Es un hecho que le sucede a muchas personas, aunque solo se dan datos que se acercan solo al 1%. La mayoría de estos casos tienen un carácter hereditario.

¿Qué síntomas provoca la hiperhidrosis?

Este estado provoca dificultades en el manejo de situaciones cotidianas debido a que el sudor moja la ropa o la dificultad del manejo de utensilios en el trabajo o de manejos normal.

Además, crea efectos secundarios muy molestos:

  • La maceración (ablandamientos y descomposición de la piel como resultado de estar expuesto continuamente al sudor).
  • Mal olor o bromhidrosis, infecciones provocadas por bacterias en las plantas de los pies e incluso mal olor.
  • En las manos provoca el desarrollo de dishidrosis (ampollas llenas de líquido en las plantas de los pies y las manos) y dermatitis de contacto, además de crear manos frías y cianóticas.

Hiperhidrosis y tratamientos

Posibles tratamientos para la hiperhidrosis

Se ha probado con multitud de posibilidades, muchas de ellas son tratamientos farmacológicos y en la mayoría solo han actuado de forma puntual. La manera definitiva se llama simpatectomía.

Los polvos de talco pueden aliviar, pero solo lo harán de forma muy puntual. Las sales de aluminio se emplean por la noche haciendo que obstruyan los poros por dónde sale este sudor. En principio hace un buen efecto, pero a la larga produce una gran irritación en la zona.

También existen cremas que contiene glicopirrolato para ayudar a la hiperhidrosis que afecta a la cara y la cabeza.

Otros medicamentos podrían actuar de forma interna para que las sustancias químicas de determinados nervios sean bloqueados y no produzcan la sudoración. Pero los efectos secundarios que se describen con su toma son una gran sequedad de boca, visión borrosa o problemas en la vejiga.

Cirugías y otros procedimientos

Hiperhidrosis y tratamientos

  • Inyecciones de toxina botulínica. Este tratamiento es temporal y consiste en inyectar bótox, Myobloc y otros, dónde bloquearán los nervios que causan la sudoración. Para poder realizarlo hay que anestesiar la zona y después se realizarán pequeñas y repetitivas inyecciones. El efecto puede durar hasta 12 meses y hay que repetir el tratamiento cada año.
  • Extracción de glándulas sudoríparas. Cuando hay muchos tratamientos que no han sido útiles, se puede realizar la extracción de las glándulas sudoríparas, generalmente se usa mucho para el tratamiento de axilas.
  • Cirugía de los nervios de la columna (simpatectomía). En este caso se corta, pinza o quema los nervios de la columna que controlan la sudoración en las manos. Es una técnica eficaz, pero puede repercutir el exceso de sudor en otras zonas.
  • Terapia por microondas. A través de energía creadas por microondas se crea una terapia para destruir las glándulas sudoríparas. Este tratamiento se realiza en sesiones de 20 a 30 minutos y cada tres meses y cuyo inconveniente es que puede crear mucha sensibilidad en la zona y es una terapia muy costosa.
Artículo relacionado:
Sudor, no dejes que sea un problema

Pasos para poder tener un tratamiento en la hiperhidrosis

La hiperhidrosis no es una enfermedad, pero crea mucha incomodidad, dificultad en el trabajo y baja autoestima. Hay persona que requieren de actividades creativas con las manos y pueden tener problemas para su manejo. En otros casos pueden tener sudoración excesiva en pies o crear continuamente manchas húmedas en la ropa.

La mejor recomendación es crear una consulta con el médico de cabecera y exponer el caso de padecer hiperhidrosis. En estos casos siempre se derivará a un profesional, casi siempre un dermatólogo. A partir de aquí confrontará la consulta a un neurólogo o un cirujano para crear algún tratamiento eficaz.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.