Fender Startocaster chapada en oro de 24 quilates

Lo cierto es que el Rock & Roll nunca se ha caracterizado por el lujo, o al menos así era hasta ahora. Sí que es verdad es que es costumbre o, yo diría que casi obligación, personalizar la guitarra mediante pintadas, agarres, pegatinas e incluso cigarrillos entre sus cuerdas. Las hemos visto volar por los aires, reventar contra el suelo del escenario y lucir dentro de vitrinas como auténticas obras de arte, pero hasta la fecha yo nunca había visto una guitarra chapada en oro. Esta joya del rock que veis en la fotografía ha sido realizada por encargo y está bañada en oro de 24 quilates. La encargada de su fabricación ha sido una empresa especializada en metal de Glastonbury, Somerset, que ha convertido en joya una mítica Fender Startocaster. Del precio sólo se sabe que es de cuatro cifras. ¡Toda una incógnita! Lamentablemente, y como no está hecho el oro para la boca del rocker, el sonido de esta dorada Fender Startocaster deja muchísimo que desear, pues ya se sabe que la acústica es caprichosa con esto de los metales, aunque sean preciosos. De modo que no servirá para ofrecer un excéntrico concierto de Heavy Metal. Eso sí, lucirá de maravilla en una vitrina en el salón, lejos de la tentación destroy de la música rock. Vía: Lujoplanet]]>


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *