Qué es, cómo funciona, mitos y verdades de la electroestimulación

Seguramente alguna vez hayáis oído hablar de la electroestimulación en el mundo del deporte. Se trata de una técnica que se emplea en el ámbito del fitness y la estética. Hay muchos mitos y verdades sobre esta técnica por la falta de conocimiento, los bulos por internet y la desinformación en general.

En este post podrás conocer a fondo lo que es la electroestimulación, cómo funciona y si realmente tiene efecto. Además, podrás conocer los mitos y verdades más mencionados en las redes. Solo tienes que seguir leyendo 🙂

Qué es la electroestimulación

Se trata de una técnica que utiliza impulsos eléctricos para provocar contracciones en los músculos. De esta forma, se intenta recrear un efecto semejante al que se obtendría realizando ejercicio muscular. Se intenta pues, ganar masa muscular o tonificación sin necesidad de pasar por un gimnasio, sudar y sufrir varias horas diarias.

En el mundo de la estética, esta técnica se emplea para tratamientos adelgazantes, aunque sin ejercicio físico no tiene efecto. Es una forma de realizar ejercicio algo más pasivo que permite aumentar el tono muscular y mejorar la flacidez. Además, aumenta el volumen, fuerza y resistencia.

Cuando hablamos de electroestimulación tenemos que tener algunos conceptos claros para no caer en el mismo problema que la mayoría. Esta técnica sólo permite trabajar con un músculo a la vez y para perder grasa hay que realizar ejercicios que movilicen muchos grupos musculares. Es cierto que la electroestimulación favorece el trabajo en un mayor número de fibras. Sin embargo, todas pertenecen a un mismo músculo. No actúa sobre los tendones o articulaciones, por lo que su eficacia no es tan destacable.

Para ponerse en forma no hay atajos fáciles. Es necesario conjugar el movimiento de los músculos, tendones y articulaciones a la vez. Además, el cuerpo sólo mejora cuando se le somete a un esfuerzo y tiene que crecer y ser más eficiente para vencer de nuevo ese esfuerzo.

Efectos visibles

Cuando empleamos esta técnica y lo mezclamos con una dieta saludable, podemos apreciar una reducción de la grasa y un aumento de la masa muscular. La grasa pesa menos que el músculo, por lo que aumentaremos nuestros kilos de forma saludable.

Por otro lado, cuando empleamos la electroestimulación tiene algunas contraindicaciones. Lo primero es que al utilizar una corriente eléctrica, no pueden usarla las personas con marcapasos. Tampoco es aconsejable para aquellas personas que sufren de epilepsia o aplicarlo en el abdomen de mujeres embarazadas. Si no se usa correctamente se puede dañar o atrofiar las fibras musculares.

Existen aparatos para esta técnica de numerosas marcas y precios. Los más vendidos son para sacar abdominales, el famoso six pack.

Otros modelos más económicospueden adaptarse a los abdominales, pecho y hasta las piernas. También se venden en kits completos para una mejor adaptación y rendimiento.

Es bueno mantener los electroestimuladores con un gel conductor para electrodos.

Mitos

Como se sabe ya, en este tipo de técnicas que mejoran tu físico hay muchos mitos. Vamos a analizar cada uno y a desmentirlo.

Ponerse en forma sólo sentado en casa

Es cierto que cuando activamos la electroestimulación aumenta la actividad en casi todo el cuerpo. Esto activa nuestro metabolismo, quemando un número de calorías y generando testosterona. Sin embargo, eso de que solamente en casa vas a crecer no es cierto. Se necesita realizar un estímulo que ayude a mejorar la eficacia de la técnica.

Es de vital importancia que se realicen movimientos para no caer en un falso efecto. La mayoría de las personas que usan esta técnica adoptan rutinas con posturas dependiendo de la ganancia o pérdida que esté buscando.

No se necesita estar en forma para utilizarlo

Aquí caemos en otro mito. Esto no es del todo así. Si una persona se somete a un trabajo de alta intensidad, debe tener una condición física mínima. De lo contrario aumentará el riesgo de lesiones y de problemas de salud. Es importante que se esté físicamente preparado para utilizar esta técnica. Además, es necesario tener el cuerpo bien hidratado.

En tan solo una sesión de 20 minutos, se puede perder mucha cantidad de agua. Hay personas que a los 10 minutos de tener el chaleco ya piden que se lo quiten. Esto se debe a que es un esfuerzo muy grande y se necesita tener al menos algo de condición física. No es recomendable utilizar la máquina sin la ayuda de un profesional.

Es una máquina que ayuda a preparar físicamente a una persona. Por ello, es necesario que haya una persona que sepa valorar las condiciones físicas del usuario y valore la capacidad que tiene. Sólo de esta forma se puede saber hasta qué rango de intensidad se puede forzar a cada individuo.

Se pierde peso

Es cierto que se puede perder peso utilizando la electroestimulación. Sin embargo, no se pierde peso por sí solo. Como ocurre en cualquier otro ejercicio si lo acompañas con una buena alimentación aumentará su progreso.

Cuando se hace dieta, si no realizan ejercicios para crear un déficit calórico no será tan eficiente. Si hacemos el contrario, pasará igual. El ejercicio nos ayudará a quemar más calorías, pero si no consumimos menos, no será suficiente para quemar grasas.

Al tratarse de un ejercicio intenso es normal que se comience a perder grasas si lo acompañamos de una dieta baja en calorías. En lo que más se notan estos ejercicios es en cómo se moldea el cuerpo. Al ver resultados relativamente temprano, se ha vuelto muy popular entre los deportistas de todo el mundo. Sobre todo en aquellas personas que no les importa esta en forma, sino que sólo quieren lucir un buen cuerpo.

Verdades

Ahora pasamos a analizar las verdades sobre la práctica de esta técnica. La primera es que nos permite realizar ejercicios más dirigidos. Recordamos que la electroestimulación funciona realmente bien cuando se trabaja sólo un grupo muscular. Por ello, es muy bueno para centrarse en tonificar o aumentar la masa muscular de una zona en concreto. Si por ejemplo estamos en el gimnasio pero no sacamos suficiente pectoral, podemos ayudarnos de esta técnica para potenciar el ejercicio en esta zona.

Otra de las verdades es que no es una máquina para utilizar a diario. Cuando nos sometemos a un entrenamiento de este calibre, se mueve más de 400 músculos. Como es de esperar, la intensidad de este ejercicio hace que nuestro cuerpo necesite un descanso. Lo ideal es realizar tres sesiones semanales. Siempre es mejor que un especialista nos recomiende.

Espero que con esta información os pueda ayudar para probar la electroestimulación.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.