Ducha de azúcar

Existe un nuevo proceso para ponerte moreno sin necesidad de pasar interminables sesiones en la cabina de rayos Uva o sin tener que coger un avión para ir a un sitio de sol, es la ducha de caña de azúcar. Dentro de poco comienza el buen tiempo y la estación de bodas, bautizos y comuniones. En estas ocasiones nos apetece lucir ante nuestros familiares y amigos lo mejor posible, lo que conlleva tener un buen color.

Muchas veces para acudir a uno de estos actos con un moreno natural necesitabas organizarte semanas antes. Ahora gracias a la ducha de azúcar puedes acudir a un centro de estética y en tan sólo diez minutos salí como si vinieses de una isla del Caribe. Yo lo he probado y el resultado me encantó. Aunque para que sea lo más natural del mundo, teniendo en cuenta que los rayos del sol todavía no tuestan la piel en España lo perfecto sería darte la ducha 2 ó 3 días antes.

El efecto del azúcar dura, más o menos, una semana. En un principio en color es un poco artificial, por ello dárselo con tiempo, pero va desapareciendo gradualmente, igual que cuando nos ponemos morenos del sol y va bajando el color si dejamos de tomarlo.

Lo bueno de este tratamiento es que no daña ni la piel, ni tiene efectos secundarios. Te lo puedes dar en tu vida tantas veces como quieras. Yo me lo di en una peluquería que se llama Daniel Romero en Madrid, pero supongo que lo tendrán muchos otros centros de estética o peluquería.

También existen productos del mismo componente que permiten broncearte en casa,, estos no los he probado, así que no garantizo la eficacia. Sin embargo, lo comento para los más perezosos, a quienes os da pereza acudir a un centro de belleza. Y me contaréis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *