Dom Pérignon Black Box de edición limitada

Las comidas, cenas y demás momentos de ingesta navideños son un engorro, al menos para mí, que soy un seco. Te reúnes con familia que no has visto en prácticamente todo el año (que por algo será, digo yo…) y pones esa clásica sonrisa de hipócrita mientras aguantas las historias de tu tía la loca y demás personajes que hay en toda familia. Y lo peor no es eso, lo peor es que encima te cuesta dinero. Porque claro, si eres tú el anfitrión no, pero si vas de invitado lógicamente debes llevar algo a la cena. Unos pastelitos, unas frivolidades saladas, unos habanos…o la clásica y socorrida botella de champagne. Pues bien, si quieres quedar como un señorito y dejarlos a todos pensando “este tío sabe lo que hace”, lleva un Dom Pérignon Black Box. Su peculiaridad es su caja, diseñada por el controvertido diseñador australiano Marc Newson. Pensada en un primer momento para viajes, el envase protege la botella y conserva su temperatura. Además, el diseño en negros y verdes imitando la forma de la botella es cuanto menos interesante. Y sobre todo ¡puedes volver a utilizarla con otra botella y volver a quedar como un señor de nuevo! No hace falta que recurras a la clásica botella de Freixenet de todos los años; sí, ya sé que uno es champagne y el otro es cava pero ¿lo sabe tu tía la loca? Quedar como un señor con una edición especial de una de las marcas de champagne más famosas del mundo cuesta 135 euros. Algo caro, sí, pero más barato que montar la cena en casa. De venta en tiendas de delicatessen, lógicamante.]]>


Categorías

Lifestyle, Ocio

Tener Clase

En Tener Clase podrás ver la mejor información sobre la moda y el estilo de vida masculino. ¿Tienes clase? Pues entonces no te pierdas nuestros... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *