Deseos de un hombre

deseos de un hombre en el ambito sexual

En la sociedad de hoy en día se tiene la idea de que los hombres tienen un mayor deseo sexual que las mujeres. Esto no tiene por qué coincidir con la realidad. Cada persona tiene sus propios niveles de deseo y pueden ir modificándose en función del tiempo. Hay rachas que una persona puede tener más deseo sexual y en otro momento no. Los deseos de un hombre no siempre están relacionados con el sexo.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que debes saber sobre los deseos de un hombre y cuáles son los mitos y realidades sobre ello.

Deseos de un hombre

deseos de un hombre

Aunque de forma social se hace de la idea de que el hombre tiene más deseo sexual que las mujeres, esto no es así. El deseo tiende a disminuir cuando nos encontramos con etapas de estrés o si hay problemas en la pareja. Suelen ser las principales causas habitual es que pueden afectar a los deseos de un hombre. En este caso, encontramos algunos motivos asociados a la bajada de individuos sexual y a percibir el sexo como de una obligación más que un placer.

Dentro de los deseos de un hombre también existen muchas expectativas sociales que entran en los roles del género. Se espera que los hombres siempre tengan ganas de tener relaciones sexuales no estén predispuestos a ello la mayor parte del tiempo. Hay que tener en cuenta que muchos de los hombres tienen culpa de que exista estereotipos sobre ellos. La realidad, sin embargo, es que prácticamente a nadie le apetece tener relaciones sexuales en todo momento. También se piensa que los hombres están continuamente pensando sobre tener encuentros eróticos.

A veces puede pasar que no coincide el momento en el que ambas partes de la pareja le apetece tener relaciones sexuales. Cuando es el hombre al que no le apetece puede parecer una inseguridad por nos gusta se desquitaron social del hombre continuamente hombres. Para muchos hombres esto es frustrante y piensan que es no tener ganas de sexo puede ser malo para la pareja. Es posible que, a diario, estemos estresados y cansados y simplemente nos apetece más tumbarnos en el sofá haber una serie o estar un rato o tranquilos. Este hecho no significa que nuestra pareja nos ha dejado de gustar o que no tengamos deseos sexuales en otros momentos.

Deseos de un hombre en la actualidad

motivos de frustacion de un hombre

Hoy día sabemos que el uso de aplicaciones móviles para ligar y conocer a otras personas está en auge. Cuando se queda con otra persona que hemos conocido mediante el uso de aplicaciones es un momento en el que se piensa que se deben a relaciones sexuales. El hecho de que el hombre ha decidido uno tener relaciones sexuales puede ser condicionante para saber si la vida ha ido bien o no. Y es que puede que los deseos de un hombre no estén basados solamente en el sexo y simplemente le apetezca conocer a la otra persona.

Llegado el momento de la intimidad, es posible que el hombre no quiera tener relaciones sexuales e incluso para él la cita haya acabado bien. Muchos hombres llegan a tener sexo por las propias presiones a las que se ve influenciado por la sociedad. Muchos hombres se sienten incómodos en este tipo de cintas y prefieren conocer mejor a la persona y tener algo más de confianza para intimar en el ámbito sexual. Si no nos encontramos cómodos en este tipo de interacción es porque son más frías o y personales, puede pasar que, llegado el momento de tener sexo, no tengamos ese deseo.

En algunas ocasiones ocurre que los deseos de un hombre a pueden cambiar dependiendo del momento. Por ejemplo, cuando estás teniendo una cita y la persona está empezando a conectar contigo puede ser que tengas ganas de tener sexo con dicha persona. Sin embargo, llegado el momento, puede que no tengamos esa gana por muchas que tuviéramos antes.

Comparaciones negativas

parejas y deseo sexual

Una cuestión importante que pueden influir en los deseos de un hombre es el autoestima nivel corporal. Los cánones de belleza no sólo están establecidos para las mujeres, sino que también están siendo cada vez más exigentes con los hombres. Nos ajustamos a la normalidad de tener un cuerpo joven, no demasiado delgados a, musculados, etc. Este tipo de cánones nos hacen crear inseguridades a la hora de mostrar nuestro cuerpo ante otras personas. Además, el tamaño del pene es uno de los motivos más complejos que también tiene influenciado por otros cánones de la sociedad. Sobre todo debido a la pornografía y sus comparaciones negativas.

Y que tomar la pornografía como referencia de lo que deben ser los tamaños del pene es un error. También hay que tener en cuenta que las relaciones sexuales que pueden llevar algunos hombres son diferentes completamente a lo que se espera. El hecho de que un hombre tenga otros gustos en la cama que no se comparen con la pornografía no quiere decir que sea malo en la cama. El nerviosismo, la inseguridad y el poco autoestima  influyen a en los tiempos de erección y eyaculación. Comparar el tiempo que están haciendo sexo en una pornografía comparado con la realidad es un aspecto muy negativo que lleva a graves problemas asociados.

Ni los tipos de cuerpos, tamaños de pene, prácticas, tiempos de erección y eyaculación tan prolongados que se ven en este tipo de películas son completamente transformados de una realidad que no existe. Tomar como referencia todo esto da lugar a frustraciones por intentar llegar a estándares que no se pueden conseguir. Si alguna vez has tenido o tienes la oportunidad de ver cómo se graba una película porno, seguramente se tranquilice el hecho de pensar que no tiene nada que ver con la película montada.

El hombre y el sexo

Todo lo anterior tiene que ver con la idea social de que los hombres están dispuestos o deben estar dispuestos siempre a hacer sexo y rendir o dar la talla en las relaciones sexuales. La realidad es que es muy difícil ajustarse a la norma puesto que no es para nada realista. Existe una gran diversidad de aspectos que pueden interferir en ello. Por ejemplo, cada persona es diferente y tiene gustos y deseos sexuales diferentes. Puede que simplemente estas dos personas no conecten bien en el sexo y no sea el hombre el que tiene que cargar con esa responsabilidad.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los deseos de un hombre y qué aspectos se tienen en cuenta en la sociedad de hoy día.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)