Descanso activo

Descanso activo

Seguramente habrá es escuchado alguna vez que el descanso también forma parte del entrenamiento. Mientras que al descanso total consiste en detener una actividad por completo, el descanso activo es él el que nos mantenemos el movimiento mientras descansamos. Se ha probado que el descanso activo es uno de los mejores aliados para poder mantenerse en movimiento y saludables mientras no estamos entrenando. Cuando programamos una rutina de entrenamiento, tendremos unos días para dar descanso el cuerpo. Es entonces cuando debemos utilizar el descanso activo.

¿Quiere saber qué es el descanso activo? Aquí te explicamos todo lo que debes saber sobre ello.

Qué es el descanso activo

Cuando programamos una rutina de entrenamiento debemos saber que habrán días de entrenamiento y otros de descanso. En los días de descanso es importante no entrenar para no excedernos. El fallo que comete la mayoría de la gente es pensar que mientras más entrena más resultados va a tener. Nada más lejos de la realidad. Hay que tener en cuenta que el cuerpo necesita un descanso para poder asimilar el entrenamiento que hemos realizado y mejorar. A estos lo que se le conoce como adaptaciones deportivas.

Para que el cuerpo pueda mejorar su rendimiento y capacidad debe descansar. Si acompañamos el entrenamiento con una nutrición acorde al objetivo que buscamos es cuando aprovecharemos todos estos nutrientes para generar adaptaciones. Adaptaciones que provienen desde el sistema nervioso al principio hasta adaptaciones neuromusculares y de memoria. Por ejemplo, cuando realizamos un tipo de ejercicio por primera vez empezamos a sentir sensaciones diferentes y el cuerpo se intenta adaptar a ellas. Cuando realicemos ese ejercicio varias veces seguidas estaremos corrigiendo de forma involuntaria todos los errores que hemos cometido en la vez anterior. Es así como se aprende las diferentes técnicas en los ejercicios y se evitan las lesiones.

Por ello, es importante darle al cuerpo es suficiente descanso como para poder adaptarse a las situaciones y mejorar. Seguramente las próximas veces que realices un tipo de ejercicio tengas una mayor capacidad para mejorar y hayas adquirido un poco más de experiencia. Para evitar que el cuerpo entre un estado de reposo intentamos mantener algo de actividad física durante el descanso.

Descanso en el trabajo de fuerza

descanso activo en corredores

Vamos a trasladar este ejemplo a la rutina de fuerza de un gimnasio. A la hora de programar el entrenamiento, aseguró que tenemos varios días de descanso la semana. En estos días en los que estamos descansando es importante no realizar el entrenamiento que estamos llevando a cabo. Sin embargo, descansar no significa que estemos tumbado todo el día sin ningún tipo de actividad física. Es interesante estar continuamente moviéndose aunque sea un simple paseo o un trote ligero. Pasear es una de las mejores opciones para mantenerse activo y poder hacer diferentes actividades.

Hay que buscar una clase de actividad física que no esté ligada al ejercicio. Esto es lo que se conoce en inglés con las siglas de NEAT. Durante los días de descanso activo podemos realizar actividades ahora intensidad menor como lo es una vuelta en bici, pasear, una carrera ligera, etc. La ventaja que dan estas actividades ligeras es que aportan algunos beneficios. Con estas ligeras actividades seremos capaces de aumentar el riego sanguíneo y aportaremos oxígeno a los músculos que estará estrechamente relacionado con lo que estamos haciendo. Por ello, mejoraremos la recuperación muscular y podemos rendir mejor en las posteriores sesiones de entrenamiento.

Si hay veces que te puedes sentir cansado o debilitado por el entrenamiento, debes plantearte reducir la frecuencia de entrenamiento o la intensidad. Como descanso activo también se le denomina muchas veces a las descargas. Seguramente has visto alguna vez en algún programa de entrenamiento una semana que se le conoce como semana de descarga. Durante esta semana se reduce los presos que nos ponemos en las máquinas, se reduce la frecuencia de entrenamiento o la intensidad a la que entrenamos. Es una de las formas de realizar un descanso activo.

Es decir, solamente el hecho de trabajar al intensidad menor de su descanso activo que le estamos dando al cuerpo. La ventaja que tiene la semana de descarga con respecto un descanso total es que seguimos generando ciertas adaptaciones en el cuerpo. Esto nos ayudará a mejorar y optimizar las ganancias de lo que estemos realizando.

Beneficios del descanso activo

Cuando realizamos una actividad intensa en la que exponemos a nuestros músculos no hay que olvidar que también estamos poniendo a trabajar los tendones y ligamentos. Estos juegan un papel fundamental en el reclutamiento de las fibras musculares y en la realización del ejercicio. Cuando ejecutamos un movimiento tenemos que tener en cuenta que no sólo los músculos importa. Gracias al sistema nervioso sabemos optimizar el movimiento para que el reclutamiento de las fibras musculares se hará de la forma más eficiente posible. Con la mejora del ejercicio se generan adaptaciones para mejorar la habilidad a la hora de levantar peso.

Cuando vemos mejoras en el ejercicio no solamente son debidas a que nos hacemos más fuertes. En resumidas cuentas nos hacemos más eficientes. Esto quiere decir que somos más eficientes a la hora de realizar un determinado rango de movimiento. Por ello, esta habilidad de poder mejorar la técnica en algún ejercicio y volvernos más eficientes se obtiene de forma más óptima en el descanso activo.

Esto nos lleva a la conclusión de que el descanso activo es más beneficioso para recuperación muscular, de tendones y de ligamentos. Por ello, es importante cada cierto tiempo programar ciertas descargas en los programas de entrenamiento. Nos ayudará a afianzar mejor los resultados que obtenemos durante el entrenamiento. También hay que tener en cuenta que antes de planificar vosotros mismos por vuestra cuenta el descanso activo, es mejor preguntaron profesional. Hay ocasiones donde es mejor no detener el entrenamiento para evitar reducir las pérdidas en el rendimiento. Y es que un programa de descanso activo mal ejecutado puede hacer que tener menos ganancias.

Espero que con esta información puedan conocer más acerca del descanso activo en sus beneficios.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.