Cuidados específicos de la piel en verano

Todo el año esperando a que llegue el ansiado verano. Mucha playa, actividades al aire libre, menos horas de sueño… y al final del verano, nuestra piel sufre la consecuencia de tanto exceso. Si no le pones remedio, y comienzas a cuidar tu piel de cara al verano, el próximo otoño lucirás una piel estropeada, sin vida, y con los signos de la edad más visibles que nunca.

Lo principal es protegerse del sol y sus efectos nocivos. No tienes porque renunciar a tomar el sol, pero sí hacerlo con las protecciones adecuadas: crema solar con fotoprotectores, gafas de sol adecuadas, sombreros… Y evita tomar el sol en las horas centrales del día, prestando especial atención a las zonas más delicadas del cuerpo como cara, escote y cuello. No te olvides de utilizar siempre una crema hidratante con protección solar que al menas tenga SPF 20, porque aunque parezca que no, el sol está presente las 4 estaciones del año.

Si lo tuyo es disfrutar del mar, y aprovechas el buen tiempo para practicar deportes naúticos, muchísimo cuidado con el sol. No renuncies al protector solar y sal del agua cada cierto tiempo para renovar la crema.

Hidrátate bien por dentro y por fuera. Bebe agua con asiduidad, y apuesta por los zumos de frutas naturales, smoothies, infusiones frías y sobre todo agua para refrescarte. Tanto si tomas el sol como si no, tu piel estará más seca en verano, y por eso necesitas hidratarla tanto por dentro como por fuera, así que no te olvides de llevar siempre contigo agua y bebidas naturales para estar hidratado en todo momento.

Si quieres preparar tu piel antes de tomar el sol, un consejo, hazte un peeling. Una exfoliación unas semanas antes de exponerte al sol, te ayudará a eliminar las células muertas de la piel, y a dejar tu piel lista y perfecta para que tome el sol. El bronceado te durará mucho más y además será más uniforme y homogéneo. Después de una exfoliación, no te olvides de hidratar la piel, para que recupere su manta de grasa natural.

El verano no es el mejor momento para comenzar tratamientos cosméticos como luz intensa pulsada o láseres. Es mejor dejarlos para después del verano si vas a tomar el sol, ya que se aumenta el riesgo de hiperpigmentación de estos tratamientos.

¡Disfruta del sol, pero con precaución!


Escribe un comentario