Cuidado de las manos resecas

En invierno, el frío, la lluvia o el viento, hacen que nuestra piel se reseque, especialmente la delicada piel de las manos. Ahora que llega el verano, son otros los factores que aumentan la sequedad de la piel, como el sol, el calor o el agua de mar. Por eso, la piel de tus manos requieren un cuidado especial durante todos los días del año.

En esta época, si quieres luchar contra las manos resecas o agrietadas, es necesario que hidrates a fondo la piel de forma diaria. Un truco para suavizar las manos ásperas: darse unas friegas todos los días con el zumo de un limón. Esto te ayudará a suavizar la piel y proteger y endurecer las uñas.

Si qieres conseguir una mascarilla casera con la que hidratar las manos más resecas, toma nota de esta sencilla receta. Leche, manzanilla y tila, eso es todo lo que necesitas. Mezcla un vaso de leche, otro de infusión de manzanilla y otro de tila. Sumerge las manos en esta mezcla durante unos minutos y luego enguájalas en agua tibia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *