Consecuencias de una mala alimentación

Hot dogs

¿Cuáles son las consecuencias de una mala alimentación? Sabemos que la dieta es clave para la salud, pudiendo una nutrición inadecuada causar numerosos problemas en el organismo.

La mala alimentación y la comida basura se han vinculado con un acortamiento de la vida. Las investigaciones dejan poco lugar a dudas, así que veamos más en profundidad las enfermedades cuyas probabilidades aumentan cuando la mayor parte de lo que comes no es saludable.

¿Es mala tu alimentación?

Donuts glaseados

Las personas pueden llevar una mala alimentación por muchos motivos. Muchas veces se debe a la falta de tiempo, lo que convierte a la comida rápida en una solución eficaz (pero perjudicial). Sea cual sea la causa, conviene hacer todo lo posible para cambiar a una buena alimentación.

Las dietas con una tasa de mortalidad más alta con aquellas ricas en sal, grasa o azúcar (o en todo a la vez). También son frecuentes las dietas en las que hay un desequilibrio entre los carbohidratos y la fibra, una situación (en la que tiene mucho que ver el abuso de la comida rápida y los alimentos procesados) que aumenta el riesgo de resistencia a la insulina y de diabetes tipo 2.

Ojo con los alimentos procesados

Echa un vistazo al artículo: Alimentos procesados. Ahí encontrarás por qué son tan perjudiciales y qué hacer para protegerte.

¿Cuánto sodio tomas?

Añadir sal a las comidas es una forma barata y simple de aumentar su sabor, pero las consecuencias del abuso del sodio son muy peligrosas, produciendo desde retención de líquidos hasta un aumento en la tensión arterial, lo cual es perjudicial para el estado del corazón y el sistema cardiovascular en general, especialmente si la persona sufre de hipertensión arterial. Y lo peor es que a menudo se ingiere más sal de la que se piensa, ya que es un ingrediente que se encuentra a la vista o agazapado en la mayoría de productos del supermercado.

Así que, si de verdad deseas mejorar tu alimentación, estudiar a fondo la presencia de sal en la misma, es un excelente comienzo. En este sentido, merece la pena tener en cuenta que se aconseja no superar los 2.300 miligramos de sodio diarios. Llevar un diario de comidas durante un tiempo te ayudará a averiguar si estás sobrepasando el límite la mayor parte de los días de la semana y, por tanto, es hora de actuar para reducir la sal.

Bolsa de patatas fritas

¿Tomas muchas grasas trans?

Por su parte, las grasas trans, presentes en numerosas comidas, incluyendo las patatas fritas, elevan el colesterol LDL o colesterol malo y reducen el colesterol HDL o colesterol bueno. En consecuencia, se dispara el riesgo de cardiopatías y, de nuevo, de diabetes tipo 2. Pero no solo lo que se come influye, sino también lo que no. Y es que las investigaciones también señalan a las dietas bajas en cereales integrales, frutas, verduras, frutos secos y semillas como altamente perjudiciales para la salud. De esta forma, el camino para escapar de la mala alimentación y sus consecuencias es reducir la presencia de alimentos procesados y aumentar la de alimentos vegetales.

Señales de una mala alimentación

Dolor de cabeza

El organismo emite señales cuando la nutrición que se le ofrece es demasiado pobre. ¿Te suena alguna de ellas? Échales un vistazo para averiguar si tu dieta necesita un cambio de rumbo urgente:

  • Fatiga
  • Confusión
  • Cabello seco y uñas débiles
  • Problemas dentales
  • Estreñimiento crónico
  • Respuesta inmunológica lenta
  • Acné y eccema

Las graves consecuencias de una mala alimentación

Cuerpo humano

A corto plazo tiene muchos inconvenientes, pero es con el paso del tiempo cuando las consecuencias de una mala alimentación se ponen realmente serias.

Alimentarse de forma inadecuada aumenta el riesgo de desarrollar problemas de salud y enfermedades causados por la falta de nutrientes como el hierro, el folato, la vitamina C, la vitamina K, el calcio y por supuesto la fibra.

En consecuencia, si se mantiene una mala alimentación en el tiempo (el límite puede variar en función de cada persona) aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud y enfermedades. Dado que son las más visibles, las consecuencias más conocidas son el sobrepeso y la obesidad. Una mala alimentación a menudo conlleva un exceso de calorías que puede conducir a un aumento de peso, especialmente si se combina con un tipo de vida sedentario. Sin embargo, existen otros efectos negativos, como los siguientes:

  • Asma
  • Anemia
  • Pérdida de piezas dentales
  • Depresión
  • Hipertensión arterial
  • Cardiopatías
  • Ictus
  • Diabetes tipo 2
  • Colesterol elevado
  • Osteoporosis
  • Ciertos tipos de cáncer
  • Infertilidad

La mala alimentación empeora enfermedades crónicas

Todo el mundo debe cuidar su alimentación, haciendo todo lo que esté a su alcance para que sea sana y variada, pero las personas que más razones tienen para desterrar la comida basura de su dieta y apostar por alimentos saludables en proporciones adecuadas son las que sufren ya algún tipo de enfermedadad. La razón es que llevar una mala alimentación agrava enfermedades crónicas, como la hipertensión arterial y la diabetes tipo 2.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.