¿Conoces los beneficios de la alcachofa para tu salud?

alcachofas

Si analizas las verduras que más beneficios pueden aportar a tu organismo, la alcachofa está entre las más saludables. Además de ayudarte a saciar tu apetito, incluso contribuir a que pierdas unos kilos, conseguirás unos platos llenos de sabor.

Esta rica hortaliza se ha ido utilizando ya desde la antigüedad, por el sabor que aporta a las elaboraciones culinarias, y también por los nutrientes que encontramos en ella. Los hay de todo tipo, vitaminas fundamentales para nuestro organismo, minerales, antioxidantes, etc.

Algunos de los beneficios de la alcachofa

Principalmente, la alcachofa tiene la capacidad de regular nuestro flujo digestivo. Es un excelente remedio natural para usarlo como tratamiento ante diferentes enfermedades.

alcachofa

Si tienes el colesterol alto, con la ayuda de la alcachofa conseguirás regularlo, además de ayudarte si padeces hipertensión.

Para los pequeños problemas de nuestro aparato digestivo, como diarreas, la acidez, dolores, distensiones, etc., es un alimento perfecto. En la mayoría de las dietas suele utilizarse la alcachofa, entre otras cosas por sus fibras vegetales, que controlan la sensación de hambre. Sus propiedades diuréticas también han sido reconocidas y probadas.

La mejor forma de cocinar la alcachofa

Antes cocinar las alcachofas, hay que limpiarlas y recortarlas su tallo y la piel del exterior. A la hora de cocer, se ponen en una olla con agua y el zumo de 1 o 2 limones. Taparemos el recipiente, y cuando el agua comience a hervir se dejan una media hora a fuego suave.

El cocinado que suele realizarse de la alcachofa es al vapor y cocidas; una vez cocidas, se aliñan con un poco de aceite de oliva, vinagre, un toque de ajo, etc. También pueden tomarse (si te cuesta un poco tomar verduras) tipo chip, como las patatas fritas, cortadas muy fritas y fritas en abundante aceite muy caliente.

Hay que tener cuidado con la oxidación de la alcachofa. La evitaremos frotando con medio limón, una vez retiradas las hojas.
Fuentes imágenes: El cocinero andaluz  / Gallina Blanca


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *