Cómo vivir mejor

como vivir mejor

Pasan y pasan los días y a veces se vuelve inevitable dejarse llevar por el tiempo sin parar a reflexionar. Y es que estamos continuamente influenciados por pantallas, anuncios, obligaciones y no nos paramos a pensar en qué podemos mejorar o sea realmente estamos disfrutando lo que vivimos. Son muchas las personas que no saben cómo vivir mejor debido a que siempre están estresadas, malhumoradas y bajas de ánimo. La causa de ello puede ser muy variada y también hay que tener en cuenta el tipo de personalidad que tenga cada uno.

En este artículo vamos hablarte algunos consejos para aprender cómo vivir mejor.

Aprender cómo vivir mejor

estar bien con uno mismo

Debemos aprender a saber en la vida no todo siempre va a ir bien. No podemos buscar un aspecto lineal tanto positivo como negativo. Es decir, habrá etapas en las que nos irá mejor y otras etapas en las que nos irá a peor. No obstante, en cada etapa se pueden sacar enseñanzas que me ayuden a sobrellevar mejor la situación. Siempre se dice que de los errores se aprende, aunque no podemos evitar esta situación es por mucho que aprendamos. Hay personas que piensan que por el hecho de aprender de una situación van a evitarla. No podemos evitar situaciones en las que las cosas no salgan mal o como no esperábamos. Esto es debido a que no podemos controlar todas las situaciones y que existen muchos factores que influyen en las diferentes situaciones.

Por ello, es importante mentalizarse que aprender sobre la situación es nos puede ayudar a sobrellevar mejor la parte en la que nos va mal y a disfrutar mejor la parte que nos va bien. Sin embargo, son ciclos de la vida que no podemos controlar ya que es la propia vida.

Hay personas que tienen una mentalidad que busca el mejorar las condiciones de vida y otras que son más conformistas. Los conformistas suelen ser más frecuentes dado que la gente se acostumbra a estar en la zona de confort. Es la zona donde podemos vivir más cómodos y conformarnos con lo que tenemos y aprender a disfrutar de ello. En ocasiones esto no es malo. Si sabemos disfrutar de lo que tenemos y no queremos aspirar a más no tiene por qué estar mal. El problema surge cuando esa persona no se encuentra bien en la zona de confort y realmente aspira algo más.

No hay que quejarse tanto

aprender como vivir mejor

Podemos ser personas muy originales, con una gran ambición y sujeto a numerosas presiones sociales, pero no las ponemos a prueba dado que procastinamos. Pasamos el tiempo en nuestra zona de confort y debemos exigirnos a nosotros mismos la situación de esfuerzo y sacrificio que requiere dar un paso hacia adelante en lo que tengamos en mente. Puede ser un proyecto a largo plazo, una reforma en la casa, un viaje en solitario, mejorar nuestro físico, aprender alguna disciplina deportiva, etc. Simplemente no lo hacemos porque no es cómodo llevarlo a cabo.

Sabemos que en la vida todo lo que realmente nos aporta felicidad y merece la pena conseguir tiene un esfuerzo y un sacrificio por detrás. Aunque cuando vemos a una persona exitosa creemos en que ha tenido suerte o ese éxito lo ha conseguido corto plazo, esto no es así. Probablemente esa persona haya dado un gran esfuerzo y hayan tenido que sacrificarse en numerosas ocasiones para poder llegar hasta ahí. Por ejemplo, seguramente habrás visto a una persona que trabaja como funcionario público. Esta persona seguramente tenga ya la vida hecha dado que tiene un buen sueldo y un trabajo fijo. Sin embargo, para poder llegar ahí ha tenido que sacrificarse durante mucho tiempo para estudiar y aprobar las oposiciones. Solamente se ve el éxito y no se aprende a valorar el camino.

Aquellas personas con mentalidad pobre tienden a quejarse de todo. Siempre encuentran en su entorno algunos problemas con los que están disconformes y siempre hay algo mal o que no debería estar ahí. Esto hace que tengan un lastre de forma continua que deben cargar y una mala racha en su vida que parece que nunca acaba. Lo que ocurre aquí no es que estén mal, sino que se quejan tanto. El hecho de quejarte tanto hace que estés mal. La mentalidad de esta quejándose siempre por todo hace que se generen condiciones más aptas para volver a quejarse. Al final, acabamos buscando escudarnos en estas quejas, adjudicado nuestros fracasos y carencia de éxito a los elementos propios de nuestro entorno y situaciones en concreto.

Culpamos a otras personas

meditar todo

Otro de los grandes problemas que no te permita aprender cómo vivir mejor el ecu vamos a otras personas en nuestros problemas. Quieras o no eres tú mismo el que ha creado a la vida que está viviendo ahora mismo. Si no sabes cómo vivir mejor, no debes echarle la culpa otro. Tu pasado es el que ha definido tu presente y parte del mismo pasado y presente que estás viviendo es el que se encarga de informar tu futuro.

Si nuestra situación es mala tendemos a culpar a otros. Sin embargo, cuando la situación es buena somos nosotros quienes recibimos los créditos o queremos recibirlos. Normalmente suele ocurrir lo contrario. Cuando tienes éxito normalmente tienes que dar crédito aquellas personas que estuvieron allí apoyándote en todo momento y contribuyendo de alguna manera a conseguir su éxito. Cuando fracasas o algo que sale mal eres tú el que no ha hecho lo suficiente para conseguir tu objetivo.

Dedicarse al tiempo para aprender cómo vivir mejor

Uno de los consejos que parece más tonto es el de aprender a vivir con uno mismo. Al fin y al cabo, a lo largo de tu vida, con el que vas a pasar más tiempo es contigo mismo. Qué mejor que dedicar el tiempo no sólo a ti mismo, sino tus cosas. Seguramente tengas muchos hobbies  que te ayuden a disfrutar sin necesidad de estar con otra persona. Estar contigo mismo y alimentar a tu sueños, sus deseos, tus objetivos y tus metas es uno de los pilares básicos para aprender cómo vivir mejor.

Busca tener tiempo para ti mismo, dado que si no lo tienes jamás comprenderás cómo debes gestionar sus problemas y tus inquietudes. Una de las ventajas de aprender a gestionar el tiempo es que puedes comprometerte contigo mismo a separar parte del resto del tiempo para invertirlo en lo que necesites para aprender cómo vivir mejor.

Espero que con esta información puedas aprender a cómo vivir mejor.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)