Cómo superar los problemas en el trabajo

Cómo superar los problemas en el trabajo

Los problemas en el trabajo se pueden llegar a relacionar con situaciones conflictivas. Son momentos o dificultades que tienes que afrontar en tu puesto laboral, o quizás es sinónimo de insatisfacción. ¿Qué ocurre cuando nuestro trabajo no nos gusta? Seguramente es porque estés pasando por un momento tenso de desmotivación.

Son muchos los factores que pueden provocar esta situación. Cómo mejor medida no consiste muchas veces en huir del problema sino de saber cómo afrontarlo. Decir basta es una de las mejores medidas, ya que el objetivo es mejorar nuestra salud física y mental, sino llegará por tomar pasándonos factura.

¿Qué conflictos crean los problemas en el trabajo?

  • Falta de empatía con los demás: cada persona se rige y comporta con sus propias características personales. En muchas ocasiones podemos encontrar compañeros en el trabajo que no se corresponden con nuestra personalidad y es aquí dónde comienza uno de nuestros conflictos. Debemos de sentir empatía hacia los demás, hay que respetar la personalidad de cada uno y no sentir rechazo, de esta forma no estamos creando una situación incómoda.
  • Falta de comunicación con los compañeros. Es otro de los errores que muchas veces se cometen y no nos hagan reflexionar con respecto a este problema laboral. En un trabajo hay que trabajar en equipo, si hay que comunicar algo nunca hay que darlo por sentado para que otro compañero se encargue de hacerlo. La cooperación es primordial y ver que formas parte de esa iniciativa deja más claro esa iniciativa.

Cómo superar los problemas en el trabajo

  • Estrés laboral: es uno de los puntos a dónde hemos llegado como motivo principal. Son muchas las derivaciones que pueden llegar a hacer sentirnos mal. La presión laboral por un trabajo extremo derivado por fechas límites y muy ajustadas, o quizás por cargarnos con demasiadas responsabilidades que no podemos gestionar con tranquilidad. A este tipo de estrés se le asocia el síndrome de burnout.
  • Síndrome de burnout: es el llamado síndrome de desgaste físico y emocional causado por el estrés laboral. Sus síntomas pueden estar derivados por una sobrecarga emocional, presiones en el trabajo y una gran exigencia, consumiendo nuestra energía hasta el extremo.
  • Acoso en el trabajo. Este factor se puede desarrollar como motivo a la falta de empatía hacia los demás. Seguramente este tipo de acoso proviene de tus compañeros o tu superior, provocando un ambiente insostenible. Es aquí dónde te empiezas a dar cuenta que surgen las humillaciones, los rumores o las amenazas, reduciendo tu autoestima y no dejándote trabajar con normalidad.

Cómo superar los problemas en el trabajo

Qué tenemos que trabajar para superar los problemas en el trabajo

Es importante analizar las consecuencias que han hecho que surja este conflicto emocional. Muchos psicólogos aconsejan dar apertura a tus emociones y sentir empatía hacia los demás. Quizás el problema muchas veces no es consecuencia de los demás, sino que erradica dentro de uno mismo. Es por ello que debemos centrarnos en este tipo de cuestiones. No obstante, podemos dar unas pequeñas claves que te podrían ayudar:

  • La aceptación del problema. Seguramente todo comience por un pequeño problema laboral que se vaya acrecentando con el tiempo. En este punto debes dejar por un momento la palabra “tengo razón” y ponerte en el punto de vista de la otra persona. Es el momento de intentar comprender esa situación y buscar una solución.
  • Fomentar la empatía: este punto viene de la mano de la aceptación del problema. Para resolver esta cuestión quizás la mejor forma de hacerlo es sintiendo confinidad con el resto de compañeros. Cómo hemos reseñado es importante analizar el conflicto y evaluar quien ha generado esa situación.
  • La comunicación es primordial: necesitamos comunicación sin caer en discusiones. Hay que hacer valorar tus proyectos y discutir posibles cambios, pero haciéndolo de manera hostil. No hay que crear desconfianza y así podemos resolver cualquier problema con total normalidad. Es importante estar abierto al diálogo y expresar tus emociones, de igual forma intenta adoptar la simpatía de estar dispuesto a pedir perdón cuando se necesite.

Reunión en el trabajo

  • Que no falte la asertividad. Debemos de conocer nuestros derechos y saber defenderlos. Tenemos que saber cuando decir un “no” pero sin herir los sentimientos de los demás. Si de esta forma somos honestos y eso lo pueden llegar a notar, esto se convierte en una habilidad que hace que no nos lleve a más conflictos.
  • Adopta una actitud pasiva: seguramente tengas que llegar a este punto si los conflictos continúan. Has intentado pacíficamente resolver un problema y pasado un tiempo vuelve a surgir. Si habéis llegado al diálogo e incluso te has puesto en su lugar, la opción más saludable para tu propio bienestar es crear una actitud pasiva frente al problema. Es una forma de trabajar tus emociones, ya que son momentos de gran enfado y frustración. Para crear y fomentar este tipo de estrategia existen ejercicios de relajación, para ello puedes leer consejos para relajarse o la visualización creativa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.