Cómo recortar la barba

Saber cómo recortar la barba es fundamental para lucir un vello facial impecable. Y es que descargarla con frecuencia ayuda a que la barba recupere el vigor y mantenga su forma.

Conoce la mejor forma de recortar tu barba paso a paso, así como las herramientas y los preparativos que se necesitan para un resultado óptimo.

Consigue una buena recortadora de barba

Si todavía no tienes una, el primer paso es conseguir una buena recortadora de barba (también llamadas barberos o trimmers). Contar con esta herramienta en tu arsenal de higiene es prácticamente indispensable para mantener la barba en buen estado.

Pero ¿cuál comprar? Eso depende de tu presupuesto. Por suerte, el mercado ofrece buenas recortadoras de barba para todos los bolsillos. Si tu presupuesto es ajustado, te interesará saber que hay recortadoras de barba económicas que han recibido excelentes valoraciones.

Cabe señalar que a la hora de mantener la barba bien recortada, una recortadora puede hacer casi todo el trabajo. Pero también es conveniente hacerse con unas tijeras para barba, así como con un peine adecuado para tu vello facial. Cuando se trata de conseguir grandes resultados, es más fácil si se tienen a mano varias herramientas y se combinan con sabiduría.

Lava tu barba

Lavar y acondicionar la barba es un preparativo que muchos hombres olvidan o deciden omitir por falta de tiempo. Dado que es un paso opcional, no sucede nada si no lo haces. Sin embargo, aun así es aconsejable hacerlo.

Al igual que sucede con el cabello, es conveniente lavar la barba antes de recortarla, especialmente si tienes una barba espesa. Utilizar un champú para barba dejará tu barba más limpia y suave. Después de aclarar el champú, puedes utilizar un acondicionador para barba. Estos productos previenen los tirones al pasar el peine y aportan brillo a la barba.

No es difícil llegar a la conclusión de que uno sus efectos beneficiosos es un deslizamiento más suave por la cara de la recortadora de barba. Si quieres que el recorte sea más fluido a la vez que previenes la irritación de la piel, es una acción que merece la pena tener en cuenta.

Recorta tu barba

Ahora que tienes la barba lista, ya puedes poner en marcha tu recortadora de barba. Asegúrate de que está limpia y bien cargada. Si dispones de poco tiempo, no estás en el lugar adecuado o no puedes dedicarle los cinco sentidos, es mejor que lo dejes para otra ocasión. Recortar la barba es un trabajo de bastante precisión, razón por la que los barberos deben utilizarse frente al espejo y con calma.

Mejillas

Peina el lado derecho de tu barba con el peine y pasa la recortadora al número elegido. Intenta mantener la recortadora plana sobre la cara. Si no estás demasiado familiarizado con tu recortadora, es preferible comenzar por el peine más largo (o uno de ellos) e ir bajando hasta encontrar la medida idónea. Repite la operación en la otra mejilla.

Mentón y bigote

El mentón y el bigote son una cuestión de forma y preferencias personales. Si prefieres el mentón y el bigote más largos que los lados, puedes no hacer nada y dejarlos como están. Sólo tienes que apartarlos con el peine o los dedos cuando pases la recortadora cerca de estas zonas para poder trabajar alrededor tranquilamente. También puedes pasar la recortadora al mismo número, o más alto si opinas que necesitan descargarse un poco. La tercera opción es utilizar las tijeras únicamente en los vellos rebeldes.

Efecto degradado

El siguiente paso es el efecto degradado. Conseguir que las patillas se fundan con el cabello es importante para evitar que las mejillas se vean demasiado hinchadas, así como para obtener una forma más definida y afilada. Gradúa tu recortadora a una medida más corta (igual o similar a la de tu cabello) y pásala por las patillas. La idea es que las patillas queden más cortas que la mandíbula, y que éstas queden más cortas que el mentón.

Delimita tu barba

Delimitar la barba es especialmente importante en la zona del cuello, justo por encima de la nuez. La línea de las mejillas, en cambio, depende de tus preferencias personales. Puedes dejarla como está si te gusta natural o definirla con la ayuda de una maquinilla de afeitar o de la misma recortadora de barba. Si necesitas bajar la línea, pon empeño en que el dibujo conserve la máxima naturalidad posible.

¿Recortadora o tijeras?

A menudo surge la duda de qué herramienta es mejor para recortarse la barba: recortadora o tijeras. Y es de las preguntas más interesantes acerca de cómo recortar la barba. La razón es que ofrecen resultados diferentes, especialmente cuando se trata de barbas largas. Las recortadoras dejarán tu barba más corta, por lo que es la opción que debes considerar si quieres restarle longitud a tu barba.

En cambio, el uso de las tijeras se aconseja cuando lo que se busca conseguir (o mantener) es una barba más larga. Así que la respuesta sería recortadoras para barbas cortas y tijeras para barbas largas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.