Cómo ponerse en forma en casa

Cómo ponerse en forma en casa

Son muchos los motivos que pueden incitar a que una persona quiera ponerse en forma en casa. Las razones son dispersas, puede que no tengas tiempo, ya que tu trabajo ocupe gran parte del día, no tengas dinero, no puedas acudir a gimnasio por cuidar de tus hijos o no tener un gimnasio a mano.

Ahora podemos realizar ejercicios en casa, sin abarcar mucho tiempo y con guías muy bien estudiadas que podemos visualizar a través de alguna plataforma como YouTube. Son ejercicios hechos a tu medida, para que ejercites la parte que más desees de tu cuerpo o con una combinación de cardio y fuerza para que completes tus sesiones.

¿Cómo ponerse en forma en casa?

No hace falta tener material especial para entrenar, ni máquinas sofisticadas. Tampoco hace falta una gran sala de entrenamiento, ya que una pequeña sala o incluso el espacio de la habitación de un hotel son lugares para practicar deporte. El peso de tu propio cuerpo sirve de gran aliciente para que puedas practicar un deporte de resistencia.

Son detalles que pueden hacer que te animes a realizar deporte en casa, es prácticamente gratis realizarlo. Pero no nos olvidemos que el hecho de acudir a un gimnasio hace que crees un hábito y eso a mucha gente le gusta. Tampoco olvidemos que la mejor forma de practicar deporte es al aire libre, una forma sana y más libertadora. Pero eso no son motivos para que contrarresten la opinión de querer practicarlo en casa, ya que por diversos motivos puedes necesitar hacerlo sin salir de tu propio entorno.

El calentamiento es la primera fase de tu entrenamiento

No es conveniente comenzar a hacer movimientos estáticos sin un calentamiento previo. Hay que calentar nuestro cuerpo, moverlo y hacer que se engrasen nuestras articulaciones. Si comenzamos con estos pasos hacemos que nuestras pulsaciones comiencen a elevarse y así cualquier esfuerzo no derive a una posible lesión.

El calentamiento puede ser a través de estiramientos dinámicos o movimientos balísticos, son movimientos suaves que duran de 20 a 30 segundos, es el llamado Stretching. Otro tipo de ejercicio es el calentamiento general dónde se pone a funcionar el sistema cardiorrespiratorio, sin movimientos bruscos.

Hay tablas con vídeos demostrativos para hacerlo sin máquinas, pero si dispones de una elíptica, una bicicleta o una cinta de correr, de esta forma también puedes calentar. Otra forma también consistiría en calentar zonas concretas con movimientos específicos, no se creará mucha resistencia ya que los ejercicios son más suaves.

Trabaja con ejercicios dónde utilizas tu propio cuerpo

Tu propia casa puede ser tu propio gimnasio. Volvemos a hacer hincapié que hay una gran cantidad de vídeos en las plataformas para que puedas seguir al pie de la letra y sacar los ejercicios que más te benefician. De esta forma puedes crear tu propia tabla de ejercicios, anótalos todos. Puedes hacer ejercicios utilizando objetos como una simple silla, sillones, butacas, el sofá y el propio suelo.

Las flexiones o planchas

Son importantes e imprescindibles. Te ayudan a coger fuerza en la zona de los brazos (triceps), pecho, hombros y espalda. Para poder hacerlas sitúatele en posición horizontal, con el cuerpo extendido y boca abajo. Los codos tienen que estar en un ángulo de 45 grados y apuntando un poco hacia atrás, con las manos extendidas y apoyadas en el suelo. Hay que bajar y levantar el cuerpo con fuerza.

Las dominadas

Este ejercicio ayuda a corregir tu espalda y a coger fuerza en los brazos. Consiste en tener una barra fija y agarrarla fuerte con las dos manos. Hay que inspirar fuerte y levantar tu cuerpo llevando los hombros hacia atrás. Si aprietas el abdomen y los glúteos el ejercicio será mucho más llevadero.

Trabaja la parte de los glúteos y piernas

Estas zonas también son muy importantes. Hay ejercicios que se pueden realizar con sillas dónde fortaleceremos las piernas y glúteos. Puedes aportar ejercicios como sentadillas o sentadillas búlgaras. Las zancadas también forman parte de fortaleces la musculatura del tren inferior y la región de los glúteos, además ayudaremos a mantener el equilibrio.

Abdominales

Hay técnicas que ya ofrecen muchos de sus mejores resultados con tablas para realizar 3 días a la semana. Siempre se aconsejan acompañarlas con un entrenamiento quema grasas para unos buenos resultados. Muchos de estos ejercicios se realizan con 3 series de 15 repeticiones en cada ejercicio. O 3 sesiones con una duración de 20 a 30 segundos en cada ejercicio.

No olvides que el ejercicio ayuda a despejar tu cuerpo si sigues una rutina. Te cuerpo estará mucho más relajado y tu mente trabajará mucho más concentrada. Para poder completar tu bienestar es importante comer sano, para ello tenemos dietas que puedes seguir antes y después de un entrenamiento. Además practicar ejercicio te hace empezar el día con mejor humor y ayuda a acelerar tu metabolismo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.