8 pautas de estilo para vestir de traje

11-1024

Para muchos, vestir de traje es una acto realizan a diario principalmente por motivos laborales. Para otros, simplemente se trata de un vestir ocasional por algún motivo especial. En cualquiera de los casos, todos queremos estar perfectos a la hora de llevar un  traje.

Pues bien, para todos, hemos creado este especial en el que repasamos a través de ocho pautas de estilo, las ‘reglas’ que no podemos saltarnos a la hora de llevar traje. Ocho pautas de estilo sartorial imprescindibles y con la que marcaremos la diferencia. Sin lugar a dudas, el decálogo de sastrería definitivo. 

Escoge el fitting apropiado

Es lo primero en lo que debes pensar a la hora de vestir de traje. Cúal es el corte que más me favorece, cúal es el fitting que mejor se adapta a mi figura. Podríamos dividir los fittings en tres grandes bloques diferenciados: regular fit o corte clásico, slim fit o corte de silueta ajustada y, finalmente, skinny fit o corte muy ajustado. En el post especial sobre cómo vestir bien hicimos un repaso de los cortes principales explicandolos al detalle. Si eliges el fitting idóneo ya tienes la mitad del trabajo hecho.

Elige tu talla exacta

¿Cómo sé si me sienta bien la chaqueta? Lo más importante en una chaqueta de traje son los hombros. Si sobresalen es que necesitas menos tallas. La hombrera del traje debe caer sobre el hombro natural y, además, debe quedar justo por encima del mismo sin sobresalir en exceso. Además, debes poder abrochar el botón sin problemas.

Para los pantalones, lo correcto es que hagan un único pliegue al probarlos sobre el zapato. Aunque, bien es cierto, que últimamente se han puesto de moda los trajes con el bajo muy justo y a ras del zapato. Además, hay que tener en cuenta que en la actualidad muchas marcas tienen dos medidas de largo de pantalón que suelen venir marcadas con la letra R, de largo regular o estándar; y L, como la medida más larga. Así, por ejemplo, un hombre de unos 70 kg y una altura de 170 centímetros llevaría una talla 40R de pantalón, mientras que si fuera un hombre de unos 75 kilos unos 185 centímetros de altura llevaría una 40L.

A pesar de este matiz hay quien puede necesitar alterar la prenda en el caso de que no encontrar el largo más adecuado a su particular medida. Meter el bajo del pantalón a nuestra medida justa hará que éste se vea perfecto para nuestra altura y no como si nos lo hubieran dejado prestado.

Deja el último botón de la chaqueta abierto

Hay una regla nemotécnica que funciona para acordarnos sobre cómo abrochar la americana de un traje. En una chaqueta de tres botones – las más clásicas – debemos abrochar siempre el de arriba, a veces el del medio y nunca el de abajo. Aunque, como los trajes de la actualidad más populares son los de dos botones, cerraremos siempre el del arriba y dejaremos abierto el de abajo. En el caso de las chaquetas de un único botón – que suelen darse en los trajes más modernos y de corte skinny fit – éste permanece siempre cerrado, a no ser que nos sentemos, lo cual nos lleva al siguiente punto.

Desabróchate el botón para sentarte

clement-chabernaud-gucci-campaign-men-tailoring-clement-chabernaud-1499644095

Es importante al sentarse que desabrochemos todos los botones de la chaqueta incluso si nos parece que estamos más cómodos o favorecidos que con ellos abrochados. Por el contrarío, si llevas un traje con chaleco a juego, los botones del mismo siempre permanecerán todos abrochados, tanto si estás sentado como si estás de pie, como vemos en la imagen sobre estas líneas. Este pequeño detalle marca la diferencia entre un hombre que sabe llevar un traje y uno que no está acostumbrado a hacerlo.

Presta atención a las mangas de la camisa

gucci-mens-tailoring-suit-collection-clement-chabernaud-011

Ni debe sobresalir todo el puño de la camisa, ni por el contrario la chaqueta debe cubrir el puño al completo. Lo apropiado es que la camisa sobresalga como mínimo un dedo, lo que vendría a ser más o menos un par de centímetros. Esto indicaría que el largo de las mangas de la chaqueta es el apropiado para nuestra talla.

En la actualidad, dentro de una misma talla de chaqueta muchas marcas tienen dos tallas o incluso tres de largo. Por ejemplo, si nuestra talla de chaqueta es la 48S, significa que es la más corta dentro de este tallaje, la siguiente talla sería la 48R, que indicaría el largo regular o estándar y, finalmente, la 48L que indicaría que es la talla más larga de todas las 48.

Accesorios: lo justos y necesarios

wouter-peelen-2016-gornia-fall-winter-005

Con el tema de los accesorios hay que ser muy justos y precisos, es decir, el menos es más suele funcionar cuando llevamos traje. Además de la corbata, la pajarita o y el pañuelo de solapa, existen otro tipo de accesorios como son los alfileres de solapa, los pasadores de corbata o los gemelos. Con estos complementos hay que ser prudentes ya que pueden recargar mucho el look y, en el caso de utilizarlos, es mejor optar por diseños sobrios y minimalistas como los que mostramos bajo estas líneas – en lugar de pecar de ostentosos con grandes y barrocos complementos.

En cualquier caso si, por ejemplo, elegimos una corbata muy llamativa, el pañuelo de solapa, en el caso de llevarlo, es más recomendable que sea en un tono neutral y a poder ser liso. Si por el contrario has elegido unos gemelos muy vistosos, declina el uso de un pasador de corbata o de un alfiler de solapa. En la media está la medida. Intenta crear un balance equilibrado y que los accesorios no ensombrezcan al traje sino que lo realcen. Ante la duda, elige una buena corbata y olvídate del resto.

Cómo combinar los zapatos con el traje

Combinar los zapatos con color del traje es uno de los puntos más importantes y, para muchos, suele ser un auténtico quebradero de cabeza. Por ello, os presentamos todas las combinaciones de zapatos posibles con una gama básica de trajes que todo hombre debe tener.

En líneas generales para los trajes en negro, suelen quedar únicamente bien los zapatos a tono, es decir en negro. Con trajes en gris oscuro van bien los zapatos en negro o en marrón oscuro. Por su parte, en trajes en gris medio podemos vestir zapatos en negro, en marrón oscuro, en marrón claro o incluso en camel y beige. Con trajes en azul medio quedan bien los zapatos en negro, marrón oscuro, marrón claro o color caramelo. Por último, para trajes en tonos tierra apostamos por zapatos en marrón oscuro, beige o azul oscuro. Con respecto al cinturón, para acertar seguro, lo mejor es combinarlo con el mismo color del zapato.

Presta atención a los pequeños detalles

limpiar-zapatos

Unos zapatos limpios, pulidos y brillantes son imprescindibles a la hora de llevar traje. Éstos pueden cambiar la visión total de tu look si no se encuentran en buen estado. Antes de vestirte, no olvides pulir tus zapatos o cambiar los cordones si estos están viejos. Además, comprueba que el nudo de la corbata está bien hecho y que ésta se encuentra centrada justo en el centro de la camisa tapando la hilera de botones al completo.

hilos-traje-nuevo

¡Ah, y muy importante! asegúrate de haber quitado todas las costuras que vienen de fábrica y que sirven para cerrar las aberturas de la parte de atrás de la chaqueta. Parece una obviedad pero hay hombres que, no acostumbrados a llevar traje, piensan que esas costurar son a propósito, y como sabéis se trata de hilvanes que hacen que las prendas no se deformen cuando llegan a tienda.

Detalles como los que planteamos pueden hacer que te veas como todo un dandi o, por el contrario, como un advenedizo que no sabe vestir de traje. Además de estos pequeños detalles, la actitud es muy importante y marca la diferencia, andar en posición recta y con una postura erguida hará que tu traje luzca en todo su esplendor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *