Cómo limpiar correctamente nuestras zapatillas deportivas

Hace unos días os mostré tres modelos de zapatillas para para complementar nuestro vestuario de cada la primavera. Esas zapatillas / deportivas, al igual que muchas otras, no son precisamente baratas y hay que tratar de cuidarlas al máximo después de casa uso, al igual que nuestros zapatos. Para mucha gente, los zapatos que lleva cada persona, al igual que su estado, nos da a entender como puede llegar. Pero dejando de lado estas opiniones, en este artículo os vamos a mostrar cómo podemos limpiar nuestras zapatillas favoritas para dejarlas, no como el primer día porque es imposible, pero lo más impecables posibles.

Limpiar correctamente las zapatillas / deportivas

Seguro que a muchos de vosotros os gusta el olor al abrir la caja que desprenden unas zapatillas nuevas. Mientras no se consiga vender olores de productos en tarros, es imposible que por mucho que limpiemos nuestras zapatillas, volvemos a obtener ese olor a nuevo. Pero si hacemos los siguientes pasos, conseguiremos dejarlas prácticamente nuevas, al menos estéticamente.

Horma de madera o de plástico

Para tratar de mantener la forma en todo momento de nuestras zapatillas, es necesario hacernos con una horma ajustable con la que podamos mantener la figura de las zapatillas en todo momento, además de permitirnos realizar una limpieza mucho más cómoda. Además, las hormas nos permiten acelerar el proceso de secado de las mismas, ya que lo último que tenemos que hacer antes de volver a guardarla es sacar la horma para la próxima ocasión.

Detergente

En las droguerías podemos encontrar un gran número de productos que nos permiten enjabonar ligeramente las zapatillas para proceder a su limpieza. O podemos recurrir a una creación nuestra, mezclando un poco de detergente de máquina con un poco de agua, para que haga una pasta no muy sólida..

Cepillo

Para aplicar el detergente por la zapatilla, tenemos que utilizar un cepillo de los utilizados toda la vida para limpiar las uñas. O bien podemos hace uso de un cepillo de dientes, que nos dará mayor maniobrabilidad a la hora de limpiar las zapatillas. Hay que frotar ligeramente aplicación jabón hasta que veamos que las manchas se aclaran. No se trata de frotar como si estuviéramos tratando de sacarle brillo a una moneda antigua.

Bastoncillos

Para las zonas donde podemos encontrar pequeños orificios, lo ideal es utilizar bastoncillos de los oídos, ya que es la mejor forma de poder acceder a toda la suciedad que se acumula en el interior.

Cepillo grueso

Para limpiar la suela, no hay que tener miramientos a la hora de frotar, sobre todo si hace tiempo que no les pegamos un repaso. En este paso, debemos situar la suela sobre una película de agua con jabón durante un rato para que la suciedad comience a ablandarse. Posteriormente comenzaremos a sacarle brillo a la suela como si no hubiera un mañana.

Palillo / Clip

Para eliminar las piedrecitas que se pueden quedar en la suela, lo mejor es utilizar bien un palillo (aunque es más delicado) o bien un clip para poder acceder a esas zonas de la suela donde se acumulan.


Categorías

Calzado, Lifestyle

Tener Clase

En Tener Clase podrás ver la mejor información sobre la moda y el estilo de vida masculino. ¿Tienes clase? Pues entonces no te pierdas nuestros... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *