Cómo hacer un tupé

Entre los peinados más atrevidos y diferentes que marcan tendencia o simplemente destacan sobre los demás se encuentra el tupé. El tupé se llevaba de moda en los años 80 y actualmente la moda retro también lo favorece de nuevo. Sin embargo, es un tipo de peinado que necesita del cumplimiento de algunos pasos básicos para que te salga correcto.

En este artículo vamos a explicarte todos los pasos a seguir para conseguir el mejor tupé para hombres y que no falles en el intento y acabes creando nuevos peinados raros. ¿Quieres saber cómo hacer un tupé? Sigue leyendo.

Tupé ideal

El tupé es un tipo de peinado bastante desarrollado y con diferentes técnicas y enfoques. Puede utilizarse el estilo tupé de los 80 o los nuevos que revolucionan el estilo. Es aconsejable mezclarlos con un buen degradado para que la diversidad en el pelo aumente de forma considerable. Esta diversidad es la que atrae más y la que favorece mejor el aspecto de un hombre que, mezclada con una barba bien cuidada (véase Cómo hacer crecer la barba), harán de ti todo un galán.

Como ocurre con casi todas las tendencias, acaban pasando de moda. Aún los tupés se siguen llevando de moda, por lo que podemos exprimirlos algo más. En la temporada pasada también dio bastante de qué hablar.

El tupé más básico requiere de algunos cuidados y requisitos para que puedas tenerlo perfecto. Vamos a pasar a analizar cada paso.

Pasos para hacer un tupé

Longitud

La longitud del tupé es esencial a la hora de elaborar nuestro peinado. Parece algo obvio, pero hay que tener en cuenta que el pelo crece y que puede que nuestro peinado nos dure muy poco tiempo. Por ello, la longitud del tupé hay que controlarla. No puede ser ni muy corto (ya que no se podría hacer bien o quedaría muy ridículo), ni muy largo (puesto que duraría poco tiempo).

La proporción del tupé con respecto al resto del pelo también es algo condicionante. No podemos tener un pelo muy corto en el resto de la cabeza y tener el tupé de un tamaño exagerado. Sin un corte que se adecúe a las proporciones ideales, puede que nuestro corte sea un fracaso total.

Es necesario que el corte sea progresivo, desde lo más corto en la parte de la nuca hasta lo más largo en el flequillo. La longitud del pelo deberá ir creciendo gradualmente para darle mejor estilo. Si ponemos medidas, la ideal es que el pelo más cercano a la frente mida alrededor de 10 cm o menos y más de 5 cm. Si no se quiere dejar el pelo tan largo, podemos optar por un efecto de peinado con navaja y capas.

Preparamos el cuero cabelludo

Hay que mirar bien para que, cuando tengamos el tupé hecho, no se estropee o se venga abajo con el mínimo movimiento que hagamos o haya brisa algo fuerte. Para evitar este tipo de situaciones lo primero que tenemos que hacer es darle volumen a nuestro pelo. Lo preparamos para que el aspecto vaya mejorando y aguante por sí solo ante algunas condiciones adversas.

Una práctica recomendable es la de secar nuestro cabello usando una toalla tras la ducha e ir dándole forma poco a poco. Además, con esta técnica hacemos que el pelo no se nos apelmace. Estaremos preparando a nuestro pelo para que vaya cogiendo resistencia y pueda aguantar lo que lleva en el tupé.

Para aquellos que tengáis el pelo ya lo suficientemente largo como para cumplir las medidas anteriormente mencionadas, es mejor secar el cabello mientras colocamos la cabeza mirando al suelo. Es así como iremos dándole volumen frotando con la yema de los dedos. La gravedad nos ayudará para el pelo no se apelmace, que es lo que podría destruir nuestro peinado.

Darle volumen al pelo

A veces no es suficiente con el volumen que tiene nuestro pelo de forma general, sino que tenemos que darle más extra usando algún tipo de espuma voluminizadora. No sólo le estaremos dando un volumen y una apariencia mejor, sino que también le daremos consistencia a nuestro peinado.

No nos debemos pasar con la espuma porque puede estropear el efecto. Tan sólo hace falta una pequeña porción para moldear el tupé con nuestros dedos. No debemos ponerlas de raíz, sino a partir de la mitad para crear huevos y que vaya ganando volumen nuestro pelo.

Usar el secador

Gracias al secador podremos darle forma a nuestro tupé y podemos ajustarlo de la forma en la que nos guste más. No olvidemos que, a pesar de que el tupé es un peinado predeterminado, todos podemos darle nuestro toque personal para no parecer que llevamos lo mismo que los demás.

Podemos darle un rostro más redondeado, volcarlo a un lateral o que los cabellos apunten más hacia arriba. Para ayudarnos a crear formas mejores usaremos un cepillo que tenga las puntas redondas y lo peinaremos al mismo tiempo que le daremos con el aire del secador. Así es como nos permitirá ajustar mejor la forma de mechón a mechón.

Toque personal

El paso siguiente es totalmente opcional, pero a la vez es el que te puede hacer marcar la diferencia con otros peinados tupé. Este paso dependerá enteramente de la densidad que tenga tu cabello y la longitud del tupé. Si tienes el cabello demasiado lacio, no será capaz de aguantar el tupé durante mucho tiempo. En estos casos, lo mejor que podemos utilizar es cera para el pelo. No debemos utilizarla en grandes cantidades porque conseguiremos el mismo efecto que queremos evitar. La cera hará que el pelo pese más y el tupé no aguantará.

Este paso se realiza después de darle con el secador y siempre y cuando el pelo esté completamente seco. Hay que tener cuidado con no agolpar mucha cantidad de cera en un lado, sino repartirla lo mejor posible.

Por último, también podemos aplicar laca en la parte frontal del cabello para que permanezca intacto por más tiempo.

Espero que con estos consejos puedas disfrutar de tu tupé y marcar el estilo con diferencia.


Categorías

Peinados

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.