Cómo guardar los trajes en el armario correctamente

Guardar los trajes en el armario es una acción simple, pero que necesita hacerse correctamente para lucir impecables en la oficina y otras ocasiones que necesiten nuestras mejores prendas formales a punto.

Conoce qué pasos hay que seguir, cuáles son los mejores trucos y qué fallos hay que evitar a través de la siguiente guía:

Plancha para cuidar y ahorrar

Si has lavado tu traje o se te ha arrugado, plancharlo antes de guardarlo en el armario te ayudará a conservarlo en mejor estado, así como a ahorrar tiempo la próxima vez que te lo pongas.

Puedes utilizar planchas horizontales o verticales (también llamadas planchas de vapor). Ambos métodos tienen sus pros y sus contras. El hierro es la apuesta de la mayoría de expertos en cuidados de telas, ya que, pese a ser la mejor solución para viajes y planchados de emergencia, las verticales pueden dañar las fibras y provocar estiramientos.

Cuando planches tus trajes con planchas horizontales, considera colocar un trozo de tela de color claro (por ejemplo, una camiseta vieja) entre la plancha y la prenda para prevenir la formación de parches brillantes.

Si planchar te resulta tedioso, llevar tus trajes a una lavandería de confianza te permitirá saltarte este paso y pasar directamente a la parte en que tienes tu traje limpio, planchado y listo para guardar en su hueco del armario.

Cuélgalos en un soporte sólido

Los trajes deben colgarse en perchas que ayuden a mantener la forma. Las perchas de madera representan la mejor opción, ya que sostienen adecuadamente los hombros a la vez que permiten que el resto de la prenda se relaje lo suficiente para que desaparezcan los pliegues que se hayan podido formar.

Asegúrate de que es una percha robusta e incluye una barra horizontal para poder guardar cada chaqueta con su pantalón correspondiente, en caso de que sea un traje completo y no americana suelta.

No importa qué clase de tela sea, el aire es bueno para tus trajes (ventila la tela y elimina los malos olores), razón por la que no es necesario que cuelgues tus trajes en bolsas a no ser que estés viajando. Simplemente, cuélgalos en el armario asegúrandote de que la prendas anterior y posterior no lo dejan demasiado apretado.

Crea combinaciones

Colgar los trajes y las camisas en las mismas perchas te ayudará a ahorrar espacio, ya que las camisas también deben colgarse en estos soportes para evitar que se arruguen. Además, tener las combinaciones hechas de antemano te permitirá vestirte más rápido por las mañanas, así como a ser plenamente consciente del estado de tu arsenal de ropa smart.

Protégelos de las polillas

Amazon

Para proteger tus trajes de las polillas, considera bolas de madera o ambientadores de armario naturales en lugar de productos con naftalina, los cuales son eficaces, pero pueden dejar un olor desagradable en la ropa.


Categorías

Moda

Miguel Serrano

Esteta por naturaleza. La moda pasada y presente y esos pequeños detalles que a menudo pasan desapercibidos dan forma constantemente a mi concepto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *