Cómo elegir un teléfono móvil

Cuando vamos a comprarnos un nuevo teléfono móvil no sólo debemos mirar el precio y el modelo. Existen multitud de variables qué harán que nuestro teléfono móvil pueda funcionar bien y garantizar que cubre nuestras necesidades a corto, medio y largo plazo. Podemos decir que Android es el líder de los sistemas operativos en todos los teléfonos activos en el mundo. Al ser un sistema para que cualquier fabricante puede adherirse, son miles y miles los modelos de móviles que encontramos de tipo Android en el mercado. Dado que escoger un teléfono móvil no es sencillo, aquí te vamos a explicar cómo elegir un teléfono móvil.

Si quieres conocer cómo elegir un teléfono móvil para no equivocarte, éste es tu post.

Sistema operativo y potencia

Cómo elegir un teléfono movil

Para saber cómo elegir un teléfono móvil que se ajuste a nuestras necesidades y nuestros gustos hay que mirar más allá de la hoja de especificaciones. Hay que conocer la forma de navegar entre un mar de terminales que pueden parecer idénticos entre sí, pero que tienen características diferentes. Queramos o no, sino conocemos de tecnología móvil, lo mejor es acudir a alguien que sepa.

Existen numerosos puntos clave a la hora de saber cómo elegir un teléfono móvil que se adapte a nosotros. Vamos a comenzar por describir el sistema operativo y la potencia del móvil.

Se piensa que no necesitamos un móvil potente. Con tan sólo hacer que funcione aplicaciones como whatsapp, correo electrónico y pueda llamar ya es suficiente. Aunque parezca que no necesitamos potencia, es uno de los elementos clave. La potencia de un teléfono móvil viene descrita por el procesador. Se trata de uno de los pilares fundamentales a la hora de determinar el rendimiento que tendrá nuestro teléfono móvil durante los siguientes años. No debemos olvidar que buscamos un teléfono móvil para que dure al menos varios años.

La recomendación general es apostar por aquellos teléfonos móviles que cuentan con un procesador bastante potente que pueda permitir a largo plazo seguir funcionando correctamente. Hay que tener en cuenta que las aplicaciones se van actualizando de forma continua y van ocupando más memoria y recursos en el teléfono. Por ello, necesitamos un procesador que será capaz de aguantarnos todas estas actualizaciones y seguir funcionando de forma fluida.

Cómo elegir un teléfono móvil: importancia de la memoria RAM

Cómo elegir un teléfono móvil moderno

Cuando hablamos de  potencia también a referimos a la capacidad de la memoria RAM. Esto es uno de los elementos críticos a la hora de determinar el rendimiento de un dispositivo. Aunque haya gente que piense que entre 2 y 3GB de RAM es suficiente, esto no es así. Los móviles de 8GB de RAM pasarán a ser modelos estándar en gama alta y la gama media será predominante en aquellos móviles que tengan entre 4 y 6GB.

Si queremos que nuestro móvil envejezca de forma digna, es conveniente escoger un teléfono móvil con  una buena memoria RAM. Si elegimos aquellos modelos que tengan una buena cantidad de memoria RAM podemos tener un rendimiento o bastante aceptable dentro de un par de años. También hay que conocer la tecnología de esta memoria. Actualmente se emplea el estándar de DDR4, incluso en la gama media, por lo que conviene huir del DDR3 si estamos buscando un móvil algo más económico.

Tecnología UFS y actualizaciones

La tecnología UFS suele ser olvidada y los fabricantes están empezando a incorporar este tipo de memorias en los dispositivos de gama media. Son mucho más rápidas que las que contábamos hace unos años. Gracias a este salto de la velocidad de lectura y escritura de la tecnología UFS tenemos un factor diferencial a la hora de saber cómo elegir un teléfono móvil.

Aunque queremos que no, las actualizaciones importan bastante. Es normal que para algunos usuarios las actualizaciones lleguen a ser más un incordio que una bondad. Sin embargo, casi todas las actualizaciones poseen mejoras críticas para aumentar el rendimiento y la seguridad el terminal. Estas actualizaciones son el único elemento que nos ayuda a hacer que nuestro móvil funcione mejor que cuando lo compraste.

Dado que nuestro teléfono móvil sale al mercado con un hardware que no se puede modificar, la única forma de que el rendimiento con el paso del tiempo vaya mejorando es corregir mediante actualizaciones. Si nuestro teléfono móvil que en algún problema, la cámara también puede ser susceptible de mejorar o si hay novedades por parte de algunas aplicaciones, todo ello se va aplicando con las actualizaciones.

Batería y cámara

La batería es uno de los factores fundamentales a la hora de saber cómo elegir un teléfono móvil. Y es que el consumo energético depende de muchísimos factores. El tipo de ver al que estemos conectados, la pantalla y el tipo de pantalla, el procesador, el ROM del fabricante, las aplicaciones que utilicemos, etc. Sin embargo, existe una regla básica que se aplica a casi todos los nuevos teléfonos móviles. Es mejor no escoger aquellos modelos que tengan menos de 3000 mAh de batería.

Estos móviles no van a durar apenas activos y que harán estar enchufados continuamente a la red eléctrica para cargarlos. No se aconsejaría escoger ningún tipo de teléfono móvil con menos de 3300 mAh de batería. No hay que confundir el conformismo a corto plazo. Si una batería que dura un día cuando lo compramos, acabará agotándose a media tarde cuando pasen unos años. Mientras más miliamperios tenga desde el inicio mejor.

Otras personas si obsesionan con los megapíxeles de la cámara a la hora de comprar un teléfono móvil. No hay que obsesionarse con ello. Los mejores terminales en cuanto al desempeño de cámara son los los iPhone XR y Google Pixel 3. Hay algunos sensores de 48 megapíxeles que son una propuesta interesante para poder obtener más luz y mejor calidad. Tampoco necesitamos escoger un móvil de gama alta para encontrar buenas cámaras.

Cómo elegir un teléfono móvil: presupuesto

Por último, tampoco debemos descartar el presupuesto del que disponemos. La recomendación es la de apostar por aquellos teléfonos móviles que podamos comprar y que esté a nuestro alcance, teniendo en cuenta todas las características que hemos analizado. Si hay un móvil de 170 euros con muchas mejores características que uno de 150 euros, lo mejor es elegir el más caro. A largo plazo esos 20 euros de diferencia pueden ayudarnos bastante.

Espero que con esta información puedan saber más sobre cómo elegir un teléfono móvil.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.