Cómo curar un piercing en la nariz

Cómo curar un piercing en la nariz

¿Te acabas de hacer un piercing en la nariz y quieres conocer cómo hay que sanarlo? Sin duda es una opción que a muchas personas trae de cabeza y que sin duda no logran terminar de curar sabiendo que no tiene una gran relevancia. En nuestro artículo valoramos cómo curar un piercing en la nariz y poder sanar esa zona en el menor tiempo posible.

Sabemos que la limpieza es la primera respuesta en todo el proceso de curación. Si no se administra una higiene adecuada, la curación puede demorarse y desarrollar posibles infecciones. Solo hay que hacer una pequeña limpieza en la nariz y no necesita de grandes técnicas ni de mucho tiempo. No hay excusas y hay que seguir unos sencillos pasos.

Pasos y consejos para curar un piercing en la nariz

Antes de proceder a perforar tu nariz has de conocer unos simples detalles. Si el piercing se ha hecho en casa hay muchas más probabilidades de que su infección se desarrolle con más facilidad.

Si he hace en un centro especializado la perforación se hará de forma limpia y con una serie de cuidados que tendrán en cuenta. Entre ellos es usar material especializado y extremadamente desinfectado, además la perforación se realizará firme.

Pendientes para hombres
Artículo relacionado:
Pendientes de hombre

Hay que tener en cuenta que su curación llevará cuidados y después de la perforación se necesitará de al menos 4 meses de curación total. No obstante, cada persona tiene un proceso de sanación diferente y puede que el tiempo se demore. Añadimos los siguientes consejos para una limpieza eficaz en un piercing recién hecho.

  • Todos los días hay que hacer dos curas o limpieza. Es importante lavarse bien las manos con un jabón antibacteriano. Si lo prefieres también pueden enfundarte con dos guantes de látex.

Cómo curar un piercing en la nariz

  • Los momentos de curación pueden ser: uno por la mañana y otro en las últimas horas del día. No ocurre nada si se quiere hacer una curación más. Hay que tener en cuenta que la limpieza ha de ser correcta. Ni exagerada, por provocar grandes irritaciones o insuficiente porque puede demorar el proceso de curación.
  • Prepara una solución casera. En una taza de alrededor de 200 ml de agua añade ¼ de cucharadita de sal no yodada. Si lo prefieres puedes comprar en la farmacia un paquete de solución salina estéril. Si quieres utilizar otros productos puedes utilizar suero fisiológico o un poco de jabón antibacterial o neutro alrededor de la herida y de la joya. No utilices agua oxigenada, ni alcohol, ni soluciones yodadas o té de árbol, pueden irritar mucho la zona.
  • Utiliza una bola de algodón, un bastoncillo o una gasa. Lo empaparemos en la solución de agua o sal y lo frotaremos suavemente con la intención de limpiar la zona y todos los rincones Hay que limpiar tanto la zona exterior como interior de la nariz.
  • Finalmente, si después de la desinfección ha quedado muy empapada la perforación, se puede secar con una gasa o un pequeño algodón. No utilizar las manos, toallas ni nada poroso que pueda albergar bacterias.

Cómo curar un piercing en la nariz

Consejos para seguir curando un piercing en la nariz

Si hay costras molestas, cuando estamos limpiando la zona, se pueden retirar con cuidado. No hay que forzar ni arrancar las costras cuando estén secas, ya que se puede generar otra pequeña herida, sino de apartarlas con delicadeza. Por otro lado, si se ha formado una costra alrededor del piercing, no moverlo ni forzar para que se destruya esa protección. Solamente limpiar la zona cuando llegue el momento de la limpieza.

  • No cubrir la zona de la perforación con cremas ni maquillajes. Este tipo de sustancias crean infecciones al obstruir y no permitir la transpiración.
  • Tampoco exponer la zona al sol, ni sumergirlo en piscinas, ni spas, ni jacuzzis. Estas zonas pueden albergar bacterias que pueden ocasionar infecciones.
  • Durante el tiempo restante después de la limpieza no intentes jugar con el piercing. Toquetear con ello implica ensuciarlo y llenarlo de bacterias y eso puede complicar el proceso de curación.
  • A la hora de dormir, no te acuestes sobre el lado del piercing, apretará y creará una presión que no es buena. Las sábanas de las almohadas han de estar siempre limpias, hay que cambiarlas con frecuencia.
  • No quitar la joya porque creas que así puede sanar a herida más rápidamente. Puede ocurrir que la herida se cierre en pocas horas y después será inaccesible volver a colocar el piercing. Tampoco fuerces a dar vueltas a la joya porque pienses que así se puede curar mejor.
  • Si tienes que cambiar de piercing o te lo tienes que quitar por algún pequeño tiempo, asegúrate de hacerlo cuando haya curado y cicatrizado totalmente. Si la curación se ha hecho correctamente, puede que en 12 a 24 semanas se pueda intentar.

Como consejos finales, no introduzcas los dedos sucios dentro de la nariz. Para ablandar las costras es bueno tomarse una ducha caliente que hará que se expulsen con más facilidad. Tampoco te obsesiones con limpiar la zona constantemente, más de tres veces al día puede resecar la zona.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.