Cómo cuidar tu piel (y II)

El primer paso a seguir es lavarse correctamente la cara. Cuando ya tengamos práctica y tengamos este hábito adquirido podremos ir añadiendo elementos que mejoren nuestra imagen.

Podemos empezar por el temido afeitado y siempre extremando los cuidados de la piel tras este rito diario.

En lo referente al cuidado facial hay que acostumbrarse a atacar las zonas más propensas a acumular arrugas. Un contorno de ojos nos servirá para este fin.

Los que tienen una base de sérum son los mejores. Si optas por sólo este componente tienes productos desde los tres euros, nuestra propuesta es un contorno de ojos que incluya hidratante, así garantizamos dos efectos al mismo tiempo.

Las anti arrugas de uso nocturno son también perfectas para evitar que la expresión facial empeore. Pero no nos dedicamos exclusivamente al cuidado facial, también al corporal.

El uso de aceites con aloe vera tras la ducha nos dará un plus de humedad en la piel muy interesante. También hay que comprar una buena hidratante corporal que nos permita su uso en todas las zonas y que tenga calidad (olvidaos de las de dos euros el litro porque no sirven para mucho).

Concluimos comentando que lo ideal es comprar una gama completa de productos de la misma marca, ahorrarás dinero y lo tendrás todo. ¿Tenéis algún consejo para el cuidado de la piel?, esperamos vuestros comentarios.

Imagen: Mensencia , L´Oreal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *