Cómo combinar unos pantalones blancos

Aunque no lo parezca, el verano está a la vuelta de la esquina y hay que comenzar a pegarle un vistazo a nuestro vestuario para ver como se plantea el tema de la vestimenta, sobre todo a la hora de salir a dar una vuelta, tomar una copa, cenar con los amigos o pareja… Los pantalones blancos han estado mucho tiempo sin ser una prenda habitual en el hombre, pero de un tiempo a esta parte son una prenda fundamental a la hora de vestir de una forma elegante. El blanco, al igual que el negro, son colores que combinan prácticamente con cualquier color, pero no siempre.

Al ser el blanco un color neutro las posibilidades de combinación aumentan considerablemente pero hay que tener en cuenta el tipo de prenda que vamos a utilizar. No es lo mismo un pantalón vaquero blanco, que uno de pinzas, unos chinos… cada uno tiene su momento y lugar. Dentro del color blanco, podemos optar por ligeras variaciones como el blanco hueso, una excelente opción para este verano.

Los pantalones de color blanco combinan a la perfección con colores lisos, principalmente con los naranjas, rosados y azul marino. Hay que tener en cuenta que la combinación de colores, entre ambas prendas, debe ser siempre similar, es decir, combinando en la parte superior e inferior colores lisos o estampados, nunca mezclándolos.

El negro también es una buena opción a la hora combinar unos pantalones negros, ya que juntamos los dos colores neutros por excelencia. A ser posible, una pantalón blanco siempre queda genial con una camisa de manga larga si tenemos que asistir a algún evento o celebración importante. Si por el contrario, nuestra intención es salir a dar una vuelta o acudir a una fiesta, un polo liso o una camisa sin cuello estilo mao es una combinación ideal.


Escribe un comentario