Combinación de cosmética flash y tratamientos de larga duración

Si hace poco hablábamos de qué es y para qué sirve la cosmética flash, ahora toca buscarle una utilidad dentro de nuestro ritual de cuidado diario. Porque son muy útiles, pero no debemos engañarnos con sus resultados instantáneos y debemos combinarlos con tratamientos de larga duración.

Por la facilidad de aplicación y los resultados instantáneos los flash se hacen idóneos para aquellos momentos que no dispongamos de mucho tiempo para aplicarlos o para cuando necesitamos resultados ipso facto. Un ejemplo claro, la mañana siguiente de una noche que se alarga demasiado.

¿Y para cuándo la tratamientos? Yo suelo aprovechar el momento antes de acostarme para utilizar mis cremas para los primeros signos de la edad, contorno de ojos y todo aquello que ayuda a mi piel a mantenerse firme e hidratada con el paso del tiempo. Hay gente que aprovecha por las mañanas para este tipo de cremas, cada uno se crea la rutina que mejor le convenga.

En definitiva, estos dos tipos de cosméticos son totalmente compatibles y deben de utilizarse en el momento oportuno. Recordar, flash para momentos puntuales que necesitemos resultados instantáneos y aquellos de larga duración cuando mejor nos venga, pero sin esperar resultados al minuto.

Y ya saben caballeros, cualquier tipo de dudas no duden en consultarla, que para eso estamos, les atenderemos muy gratamente y en la medida de lo posible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *