Calvin Klein, primavera 2009

La colección para esta estación del año de Calvin Klein apuesta por el color blanco. Apenas si aparece otro color en sus diseños que destilan clase, elegancia, sencillez y mucha comodidad. La aparición de ropas amplias, pantalones ajustados y una simplicidad innata han hecho de estos diseños unos de los más elegidos por los compradores.

Los cortes amplios, talles bajos y amplitud de tallas nos permiten vestir esta ropa sin pensar tanto en estar delgados o en si vamos, o no, a entrar en el pantalón de nuestros sueños.

Como comentamos hace algún tiempo, el reto del traje blanco sigue siendo uno de los principales objetivos del diseñador. La sensación que produce la prenda es de una comodidad extrema y estamos convencidos de que el miedo a llevar esta prenda se pasará tan rápido como nos probemos uno de estos magníficos trajes.

Todo un reto el que propone una marca emblema de la moda más cercana a los hombres de a pie. Una vez más le han demostrado al mundo que son una empresa que tiene sus objetivos en el día a día, de ahí su éxito.

Vía: Calvin Klein.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *