Bulto en el testículo

Bulto en el testículo

La aparición de un bulto en el testículo suele ser una afección que puede acarrear algún tipo de problema mayor que habría que analizar. Algunos hombres se percatan de su aparición de forma casual o porque lo ha descubierto su pareja.

Un bulto en un testículo no significa tener cáncer, aunque habría que hacer un estudio profundo con la visita de un especialista, ya que su aparición no significa tener dolor, ni sangrados, ni nada parecido. Un aumento de volumen en esta zona puede que sea la aparición de una masa sin más, pero hay analizarlo con detalle.

¿Cómo habría que explorar los testículos?

Si tan solo quieres hacerte una exploración, nunca es tarde para ir adelantando una posible detección.  Este tocamiento nos recordará a la exploración que se hacen las mujeres en sus mamas, dónde habrá que tocar con las manos para detectar la presencia de algún tipo de pequeño cambio, de nódulos o tamaños inapropiados.

En algunas de las ocasiones se llega a este tipo de revisión porque se ha detectado algún tipo de dolor en la parte inferior del abdomen, en la ingle, el testículo o el escroto. El signo de alarma será cuando se observa un pequeño abultamiento en los testículos y que la ropa interior queda mucho más ajustada y pequeña.

Bulto en el testículo

Muchos hombres, aunque no noten nada, tan solo quieren hacerse una revisión rutinaria para observar que todo está bien.  Se tendrá que palpar cada testículo por separado, con una mano se sujetará el testículo y con la otra mano habrá que hacer la exploración. Es importante reseñar que hay que darle un signo de alarma cuando aparece un aumento de volumen en el testículo, o una sensación de pesadez que no duele, de esta forma habría que ser atendido por un especialista.

El mejor momento para una exploración es cuando se está bajo una ducha o baño, de esta forma se tendrá la piel del escroto mucho más relajada. Cómo ya hemos reseñado habrá que apartar hacia un lado uno de los testículos y examinar en el otro si hay algún tipo de presencia como un bulto o inflamación. Hay que comprobar incluso si se tiene el mismo tamaño entre un testículo y otro, y si además tienen la misma altura o suspensión.

Se deberá girar el dedo pulgar y mover el testículo suavemente para detectar cualquier imperfección o por si apareciera algún nódulo. Hay que palpar el epidídimo, una de las zonas dónde se cultivan los espermatozoides. Se encuentra en la parte superior y posterior de cada testículo y tiene la forma de un conducto. Hay que buscar que no se halle ningún tipo de anomalía.

Otra de las zonas a palpar sería el “conducto deferente”, otro tipo de tubo fino y alargado que sale del epidídimo y que tendrá una textura suave. Observa que no haya ningún tipo de abultamiento o nódulo. Cuando se haya explorado uno de los lados habrá que repetir en la otra zona.

Bulto en el testículo

¿Cómo saber si el bulto puede ser un cáncer?

En la mayoría de las ocasiones un bulto en un testículo no es un cáncer. Puede aparecer por un gran golpe, dónde se ha acumulado líquido a su alrededor o por un quiste sin más. Un médico especialista hará un gran chequeo y exploración.

Dentro de tener que padecer un cáncer se puede determinar si se presentan factores de riesgo o se tiene algún tipo de antecedente familiar, de esta forma se valorará mucho más un seguimiento. Si llega a ser un cáncer se podría saber llegando a tener además este tipo de síntomas:

  • La aparición de un bulto inusual, con un aspecto o textura que no acontece.
  • Dolores o muchas molestias en la espalda, sobre todo en la parte inferior del abdomen y algo de dolor en el escroto.
  • Sensibilidad o dolor en las mamas. En algunas ocasiones aparecen bultos.

Bulto en el testículo

El médico debe de hacer una valoración de todos estos síntomas y empezar a añadir más pruebas para un diagnóstico más resolutivo. El ultrasonido sería una de las pruebas, dónde se puede valorar si existe un cáncer de testículos. También se harán pruebas como una tomografía computarizada (CT) o una resonancia magnética (MRI) para saber si se tiene y si se ha extendido. Un análisis de sangre también determinará algún dato más.

En la mayoría de las consultas médicas muchos niños o jóvenes ya vienen con este problema. Muchos de estos casos aparecen con un bulto tan grande que parece que tienen otro testículo, pero no hay que tomarlo como algo alarmante.

Ante cualquier duda o síntoma inapropiado hay que acudir al médico para una gran valoración y de manera precoz. Hay que darle mucha más importancia a los chicos jóvenes cuando se encuentran con estos abultamientos, pues en la mayoría de los casos no es buen síntoma.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.