Bottega Veneta, manual para destrozar un ¿reloj?

Y una fantástica imagen de marca, al menos en lo que a mí respecta. Después de posicionarse como referente absoluto del minimalismo y el buen gusto en el mercado de los accesorios/complementos para ambos géneros, la firma tira su reputación por la borda con la introducción de su primera pieza de relojería: el Bottega Veneta BVX.

El “reloj” (por dedicarle un sustantivo que refleje al objeto que han diseñado) pretende ser, en palabras del director creativo de la firma, un ejercicio de atemporalidad, funcionalidad, elegancia y discreción…vale, no lo han conseguido. Y no me vale que se hayan preocupado en montar un calibre manufactura de Girard-Perregaux con rotor en oro de 18 kilates; ni que hayan acompañado a la pieza de una correa de cocodrilo trenzada de manera espectacular, a la altura de todos sus diseños en tan noble material; no hay excusas. Es más, creo que pocas veces ha sido aplicable con tanto acierto el refrán que reza “zapatero, a tus zapatos”.

El resto del reloj en sí, no aporta nada a nivel de materiales o diseño: caja de titanio cepillado, un dial color tabaco en el que se han montado índices circulares blancos a modo de marcas horarias, y unas agujas del mismo color que, no se si intentan emular un diseño dauphiné, o se han sacado directamente de un Swatch Edición Limitada Times Square.. Si para esto han necesitado dos años de trabajo, y encima lo van a lanzar al mercado a un precio de diez mil euros, lo primero que se me ocurre es…¡que despidan al responsable de la parcela de relojería!. Lo dicho, gran suspenso a Bottega Veneta en su primera incursión en el sector, pero con esperanzas de que tomen otro rumbo y nos sorprendan con nuevas piezas más trabajadas.


4 comentarios

  1.   Miguel dijo

    Hola Carlos,

    No podría estar más de acuerdo contigo, jeje.

    En fin, en otro orden de cosas querría que me iluminases con tus siempre correctas palabras 😉

    El caso es que ando queriendo ampliar mi colección con una pieza de un poco más “batalla” por así decirlo.

    Verás, para que te hagas una idea de lo que me gusta, lo último que adquirí es un Longines Legend Diver y digamos que ese podría ser el tope de mi presupuesto.

    No acabo de decidirme entre un Tissot PRS516, un Certina DS Podium o entre un ORIS deportivo (marca que me gusta bastante pero no acabo de decidirme por ningún modelo). Por supuesto, no le hago ascos a nada y disfruto igual con un Longines, un Rolex, un Casio, un Swatch o un Alpha 🙂

    Muchas gracias por tu tiempo.

  2.   Carlos dijo

    Hola Miguel, encantado en ayudarte, o al menos en intentarlo. Doy por hecho que, teniendo el Legend, ya tienes un gusto por lo deportivo, pero sin demasiadas estridencias… de entre los candidatos que me pones, los 3 muy acertados, hay que tener ciertas consideraciones, las cuales te paso a detallar:

    El Tissot tiene unos acabados muy buenos, y es muy ponible, pues va bien tanto con el armys de acero como con cualquier correa de piel. El único problema que le veo es que a mí concretamente, me gusta la versión automática, la de dial plata que monta un Valgranges, y el tamaño de 45 mm lo veo un poquito desmesurado, podría llegar a cansar.

    El Certina es otro buen reloj, también monta Valgranges, (supongo que te refieres al podium chrono) pero sinceramente, por el precio que tiene, me iba a por un Longines GrandeVitesse con los ojos cerrados.

    Por último tienes Oris, una marca de mejores acabados (también precios más altos), y con una personalidad muy marcada. De su gama racing sólo me gusta el Chronoris, y se te va de precio. No obstante, si te decantas por los divers, el Oris Titan C small seconds es brutal, tanto en 44 mm como en 47 (ambas medidas aparentan menos porque la caja es cónica), y no deja de ser elegante. Tienes una revisión de este modelo en uno de mis posts.

    Teniendo en cuenta que vas por una pieza de batalla, creo que el Oris que te comento o el prs516 cumplen la función perfectamente, pero no dejes de mirar en ese mismo rango de precios el X-Wind de Hamilton (flieger pero no muy marcado), el Fortis Marinemaster en caucho, o el nuevo Mido All Dial.

    Ya me contarás, si necesitas algo más, sabes que estoy aquí. ¡Saludos!

    1.    Miguel dijo

      Sí, el Tissot es el automático y sí, las correas de piel con agujeros me gustan en todos los colores, jeje.

      Sí, el Certina es el Podium Chrono y, la verdad, lo hacía algo más barato. El GrandVitesse es una opción que tengo muy en cuenta e iré a por él independientemente de con cuál me haga ahora, simplemente porque me encanta.

      Le estoy echando un vistazo a las demás opciones y he llegado a la conclusión de que voy a empezarte a odiarte muy en serio por hacerme dudar tanto.

      Muchas muchas muchas gracias.

      1.    Carlos dijo

        ¡No me odies hombre! Al menos no mucho, ten en cuenta que todavía te mueves en presupuestos ajustados. Ódiame de verdad cuando empieces a plantearte relojes de 3000 euros con la frecuencia de un coleccionista de cromos de la LFP…jejeje.

        Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *