Blanquea tus dientes, mejora tu imagen (y II)

Para conseguir nuestro propósito hay muchos consejos y trucos caseros que a veces funcionan y a veces no. El motivo está bien claro, no todos los dientes tienen el mismo problema de pérdida de esmalte.

El famoso truco de mezclar bicarbonato con agua, crear una pasta y frotarse sólo sirve para aclarar el esmalte, la cara interna del diente. ¿Sirve para esa sonrisa perfecta?, depende de tu alimentación y costumbres.

Por norma general el problema reside en la dentina (capa media del diente) que es la que está compuesta de distintos conductos que terminan manchándose. Si ese es tu caso acudir al dentista es tu única solución.

Normalmente el facultativo nos ofrecerá un tratamiento en consulta y una segunda parte del mismo en casa. Siguiendo sus instrucciones podremos conseguir nuestro propósito.

Entonces, ¿sirven para algo las pastas blanqueadoras?, pues sí. Precisamente para evitar que esos conductos vuelvan a mancharse tras la limpieza profesional. Recomendamos no intentar experimentos personales y siempre acudir al odontólogo.Tu sonrisa te lo agradecerá.

Imagen: Dreamstime.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *