Beneficios del vino tinto

Vino tinto

¿Conoces los beneficios del vino tinto? A pesar de ser una bebida alcohólica, razón por la que siempre es necesario enfocar su consumo con moderación, las investigaciones han descubierto que puede suponer sorprendentes ventajas para la salud. Los estudios sugieren que esta bebida, cuyo origen se remonta a al antigüedad, presenta unas propiedades únicas.

Si eres aficionado a esta bebida, los efectos positivos que las distintas clases de vino tinto puede tener sobre tu cuerpo te ayudará a reafirmarte en tu elección. Y si prefieres otra bebida alcohólica, después de leer los beneficios del vino tinto, tal vez termines cambiando de idea. Y es que de ellos se saca la conclusión de que puede contribuir nada menos que a alargarte la vida:

Una bebida rica en antioxidantes

Copa de vino tinto

El vino tinto presenta una gran cantidad de polifenoles. Los expertos insisten en la importancia de aportar al cuerpo suficientes sustancias antioxidantes a través de la alimentación. Y no es para menos, ya que se les atribuye la capacidad de luchar contra la inflamación crónica y de ayudar a mantener las células del cuerpo en buen estado.

Una dieta rica en antioxidantes reduce el riesgo de enfermedades. En lo que al vino tinto se refiere, se ha asociado con la prevención de enfermedades del corazón, cáncer, Alzheimer o Parkinson gracias a su elevada concentración de resveratrol.

Hay muchos alimentos antioxidantes que puedes incluir en tu dieta, pero también hay bebidas con estas cualidades, y el té verde y el vino tinto son sin duda las más conocidas y contrastadas.

Es bueno para el corazón

Órgano corazón

Sabemos lo importante que es cuidar el corazón y que lo que incluyes en tu dieta, así como lo que dejas fuera, desempeña un rol muy importante en el funcionamiento presente y futuro de este órgano.

El vino tinto pertenece a los alimentos clasificados como buenos para el corazón. Según varias investigaciones, esta bebida puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ataques al corazón. Esto se debe a que su consumo reduciría el riesgo de coágulos que reducen el flujo sanguíneo y dañan los músculos del corazón. En resumen, esta bebida te ayuda a dilatar las arterias, mejorar el flujo sanguíneo y prevenir la hipertensión arterial.

Si quieres mantener el colesterol y sus efectos perjudiciales a raya, el vino tinto también puede ser un aliado muy interesante. El colesterol LDL o colesterol malo puede impedir el correcto funcionamiento de las arterias y causar serios problemas de salud. Pero el consumo moderado de vino tinto puede ofrecer al cuerpo algunas herramientas para combatir esta situación. Y eso incluye un aumento de los niveles de colesterol HDL o colesterol bueno, así como su eficacia.

Protege contra el cáncer

Uvas

Existe un elevado número de investigaciones que relacionan el consumo de vino tinto con la prevención del cáncer. Gracias a la colaboración de una serie de antioxidantes presentes en su composición, el vino tinto no solo reduce el riesgo de cardiopatías, sino que también ayudaría a frenar el crecimiento de las células de varios tipos de cáncer, incluyendo los de próstata, hígado y boca. La clave estaría en la piel de las uvas empleadas en la fabricación del vino tinto.

Existen estudios que han llegado a afirmar que los hombres que beben al menos cuatro copas de vino tinto semanales tienen muchas menos probabilidades de desarrollar cáncer de próstata que aquellos que no lo hacen. Cabe señalar que este beneficio tan interesante desde el punto de vista masculino no se extiende a otras bebidas alcohólicas, como la cerveza o los licores, ni siquiera al vino blanco, sino que es exclusivo del vino tinto.

Artículo relacionado:
Alimentos anticancerígenos

Mejora el estado de ánimo

Pelo de hombre

Tomar vino tinto de formar ocasional puede mejorar el estado de ánimo y reducir el riesgo de depresión. Pero es importante recordar que abusar puede tener el efecto contrario, así que asegúrate de que lo consumes con moderación.

Bebe con moderación

Llenar copas de vino

Hay que recordar que, aunque beber vino tinto puede ofrecer grandes beneficios para la salud, el consumo excesivo de cualquier bebida alcohólica (incluido el vino, naturalmente) es altamente perjudicial para la salud. El abuso del alcohol puede llevarte a desarrollar enfermedades del hígado. Tampoco hay que olvidar la mala pareja que hace con los automóviles, siendo esta combinación la causante de numerosas muertes en la carretera que se podrían haber evitado.

En consecuencia, si deseas disfrutar de los beneficios del vino tinto de forma segura, es fundamental que enfoques su consumo con moderación. Y es que, mientras que beber algunas copas semanales puede alargarte la vida, hacerlo en exceso tiene justo el efecto contrario. El límite suele situarse por los expertos en dos copas de vino diarias. Superar ese límite puede ser perjudicial para la salud. No obstante, antes de decidir la cantidad de vino diario, lo mejor es consultarlo con tu médico. En algunos casos, esa cantidad se puede considerar demasiado elevada.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.