Beneficios del boxeo

Los beneficios del boxeo se notan tanto en el cuerpo como en la mente. Actualmente existen muchos métodos modernos para ponerse en forma y llevar el cuerpo al límite, pero el boxeo (curiosamente, una de las disciplinas más antiguas) ha vuelto a situarse entre de las principales opciones.

Y es que el boxeo mantiene ese encanto de la vieja escuela, mientras que en lo que se refiere a resultados también está sobradamente a la altura de los tiempos. El boxeo no sólo es un deporte hermoso, sino que también se considera un entrenamiento total.

El boxeo trabaja cuerpo y mente

Para empezar, el boxeo quema mucha grasa, razón por la que es una gran idea si necesitas perder peso. Además, fortalece los músculos y aumenta la resistencia, lo que permite a las personas que lo practican ponerse en forma rápido y alcanzar una gran solidez física. Y ahora que el HIIT está tan de moda, cabe señalar que el boxeo también es un eficaz de entrenamiento de intervalos.

Pero boxear no sólo tiene beneficios físicos, sino también mentales, lo que hace que sea un entrenamiento todavía más completo. En el aspecto terapéutico se suele destacar mucho el alivio que golpear duramente un saco de boxeo supone para el estrés. Y es totalmente cierto. Pero no hay que olvidar que los beneficios del boxeo también incluyen un aumento de la confianza y la seguridad en uno mismo. El boxeo te hace verte y sentirte bien. Tus músculos reciben una favorecedora dosis de definición y tonificación. La mente también sale fortalecida. Y no cabe duda de que las habilidades de defensa personal que se adquieren desempeñan un importante papel en este benecifio.

Razones para enfundarse los guantes

¿Ningún entrenamiento ha conseguido engancharte hasta ahora? En ese caso el deporte de leyendas como Muhammad Ali puede ser el primero en hacerlo. En el terreno de la motivación, el boxeo te desafía y te empuja a superarte para perfeccionar tus habilidades. Muchos opinan que lo hace con más coraje que otros deportes, pero ese es un tema de preferencias personales.

No se debe a la casualidad que las películas de boxeo (‘Toro salvaje’, ‘The Fighter’ o la larga saga de ‘Rocky’) se encuentren las más emocionantes del género deportivo y drámatico en general. En lo que se refiere al cine, en los últimos tiempos ha desempeñado un importante papel en la tarea de acercar este deporte a las nuevas generaciones a través de ‘Creed’ (2015), ‘Redención’ (2015), ‘Manos de piedra’ (2016) y ‘Sacrificio de leyenda’ (2016).

Veamos todos los beneficios del boxeo:

  • Quema grasa
  • Aumenta la resistencia
  • Fortalece todos los músculos del cuerpo. Y es que para golpear con fuerza es tan necesaria la parte superior del cuerpo (brazos, espalda, pecho) como la inferior (glúteos, piernas).
  • Genera confianza y seguridad
  • Alivia el estrés
  • Mejora los reflejos
  • Aumenta la coordinación

¿Cómo es el entrenamiento de un boxeador?

Naturalmente, muchas de las características del entrenamiento dependen en buena medida de si el individuo boxea o no a nivel profesional. Pero en cualquier caso, existen unas líneas generales que te pueden ayudar a hacerte una idea bastante aproximada. El entrenamiento de los boxeadores suele comenzar por la mañana temprano (o por la tarde si prefieres entrenar por la tarde-noche) con una carrera para calentar los músculos. Ya entre las paredes del gimnasio, es el turno del salto de cuerda para poner a punto el juego de piernas y la coordinación entre tus brazos y tus piernas. Las clases de boxeo también incluyen ejercicios de bodyweight como flexiones, abdominales y burpees.

Ha llegado el momento de enfundarse los guantes. En esta parte se emplean diferentes ejercicios: shadowboxing (esa famosa parte del entrenamiento en la que el boxeador da combinaciones de puñetazos al aire), manoplas, prácticas con sparring (compañero de entrenamiento)… Y por supuesto ejercicios con la pera y el saco de boxeo. Su propósito es mejorar aspectos como la técnica, la fuerza o la velocidad de golpeo. Así como los reflejos y la toma decisiones dentro del ring. En definitiva, hacer de ti un mejor luchador y, sobre todo, un atleta más poderoso.

La disciplina en el ADN

A veces ya desde los primeros entrenamientos se tiene la satisfactoria sensación de haber descubierto un talento para este deporte de contacto que hasta ese momento había permanecido oculto. En otros casos familiarizarse con el boxeo requiere más tiempo. Ten paciencia, ya que tanto la dedicación como el sacrificio figuran en el ADN de esta disciplina. Con suerte, terminarán también en el tuyo.

Generalmente, se entrena 3-4 veces por semana. Los profesionales, naturalmente, lo hacen más veces ya que es su forma de vida. Sobra recordar que cuantas más horas semanales le dediques, más rápidos e increíbles serán tus progresos. Por otro lado, como sucede con todos los entrenamientos, se aconseja hacer días de descanso. Escuchar a tu cuerpo es una excelente manera de saber cuándo es el mejor momento para tomarte un día libre.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.