Beneficios de la natación

Beneficios de la natación

Seguro que ahora que llega el verano os gusta estar fresquitos en la playa o en la piscina. Estos momentos son los ideales para poder practicar algún deporte que te ayude a estar más saludable y perder esos kilos de más. Uno de estos deportes relacionados con el agua es la natación. Se trata de un deporte particular dado que es individual y se puede practicar durante toda la vida. Podemos plantearnos este deporte de muchas maneras. Desde una actividad para moverse y quemar calorías, hasta la competición, el relax o el fortalecimiento de los músculos implicados.

Dado que este deporte es muy bueno para la salud, en este post vamos a centrarnos en explicaros los beneficios de la natación.

La natación como deporte

Beneficios de la natación

Cuando hablamos de natación, nos estamos refiriendo a un tipo de deporte que se puede practicar desde que tenemos unos meses de recién nacido hasta tener 80 años o incluso más. Esta habilidad de nadar nos permite desplazarnos en el agua gracias a una serie de movimientos rítmicos que realizamos con ciertos músculos implicados. Estos movimientos rítmicos están completamente coordinados tanto inferiormente como superiormente. El cuerpo hace que podamos mantenernos en la superficie del agua para vencer la resistencia que nos ofrece.

Realizar un deporte como lo es la natación implica utilizar la técnica para que estos movimientos se puedan dar de una forma adecuada. Además, durante la natación mejoramos tanto nuestra velocidad como nuestra resistencia. Nuestro organismo no ha sido diseñado para nadar, por lo que tenemos que hacer movimientos que no son naturales y mucho menos intuitivos. La ventaja de estos movimientos es que se obtienen diferentes beneficios para la salud como veremos más tarde.

Objetivos principales

natación

Los objetivos principales que persigue la natación como deporte tiene en cuenta otros requerimientos especiales como ninguna otra disciplina deportiva lo hace. Por ejemplo, asmáticos, embarazadas, epilépticos y algunas personas que sufran de alguna reducción física o mental pueden verse favorecidos con la práctica de la natación.

Los objetivos de la natación son varios. Uno de ellos es el planteamiento utilitario. Esto es, abarcar las necesidades propias del ser humanos como lo es el de salvar la vida. Si caemos de un bote o barco durante un naufragio, saber nadar es algo esencial si queremos salvar la vida. Otro tipo de objetivos más deportivos son aquellos objetivos educativos.

Los objetivos educativos son aquellos que, aparte de enseñar el aprendizaje de la natación, puede aportar formación completa a la persona desde la perspectiva tanto motora, afectiva como cognitiva.

Otro objetivo sería el del planteamiento higiénico y sanitario. La mejora de la condición física viene acompañada también. Estos objetivos se pueden englobar tanto en planteamientos competitivos como recreativos.

Beneficios de la natación como deporte

Beneficios de la natación en personas

Una vez hemos analizado los objetivos que tiene la natación como deporte, vamos a analizar cuáles son los beneficios de la natación.

El primer beneficio es el de producir un bajo impacto sobre los huesos y las articulaciones cuando la estamos realizando. A diferencia de otros deportes como el running, nos encontramos con un deporte de bajo impacto. Cuando sumergimos nuestro cuerpo dentro del agua para nadar, nos damos cuenta que pesa menos, dado que estamos flotando. Esto nos hace no tener un impacto directo del asfalto o resentimiento de la rodilla cuando nos apoyamos en el suelo. De esta forma, conseguimos que las articulaciones no se desgastan y se pueden preservar mejor.

Cuando estamos nadando, tenemos mayor flexibilidad y elasticidad. La mayoría de los grupos musculares de nuestro cuerpo son utilizados en la natación. Tanto el tren superior como el inferior, tronco y cabeza. De esta forma, conseguimos que las articulaciones estén más flexibles y los músculos se puedan tonificar y fortalecer. Sobre todo, los músculos de la espalda de fortalecen bastante.

Estas ventajas le hace ser a la natación un deporte muy recomendado para personas que tienen  hernias, lumbalgias o problemas diversos de cadera. Otro beneficio es el de quemar grasa. La natación conlleva un movimiento de todo el cuerpo y actuación de los músculos. Dependiendo de tu peso, edad e intensidad a la que nades, puedes quemar entre 500 y 700 kcal a la hora nadando. Si estás comenzando a perder peso, esta es tu ocasión.

Beneficios la natación en la salud

Natación como deporte

Ahora vamos a pasar a ver los beneficios directos que tiene la natación en la salud. El que nada de forma habitual puede combatir ciertas enfermedades crónicas como lo es el asma, el colesterol y la diabetes. Es un ejercicio aeróbico que, aunque sea de intensidad baja, se desarrolla durante un periodo más largo. Esto ayuda a bajar los niveles de colesterol en sangre y a producir mayor sensibilidad a la insulina. De esta forma, conseguimos reducir los niveles de glucosa en sangre.

Mejora el sistema respiratorio y la capacidad pulmonar. Al estar continuamente ejerciendo resistencia para nadar, conseguimos mejorar nuestra capacidad respiratoria. Además, nadando también se sumerge uno bajo el agua a la vez que estamos cansados, por lo que aumentamos nuestra capacidad pulmonar.

Los beneficios neuronales y cognitivos se dan al nadar porque ponemos en marcha los dos hemisferios del cerebro. Además, también se activan los cuatro lóbulos. Esto provoca que haya mayor enlaces neuronales y haya ya activación mayor del cerebro al recibir más cantidad de oxígeno.

Parecido al beneficio anterior, se tienen mejoras del sistema cardiorespiratorio. Mejora el consumo de oxígeno en un 10% y el corazón puede bombear hasta un 18% más de sangre. Esto ayuda a mejorar la circulación, disminuyendo la frecuencia cardíaca al bombear más cantidad de sangre por latido. Los ejercicios respiratorios implican un aumento de la resistencia.

Por último, es interesante mencionar que también tiene ciertos beneficios psicológicos. Cuando nos sumergimos en el agua y nos concentramos en la respiración, nuestro cuerpo se va relajando y se reduce la sensación de estrés. En muchas personas, les ayuda a mejorar los síntomas que tienen de la depresión. Liberar endorfinas es algo importante de cara a tener una sensación de bienestar del cuerpo. Así conseguimos liberar las tensiones que tenemos y aprender a ser más felices.

Espero que con esta información puedas conocer más sobre los beneficios de la natación.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.