Beneficios de caminar

Hombre caminando por el campo

A pesar de su simplicidad, caminar puede ser un gran entrenamiento para ti. Los beneficios de caminar recorren el cuerpo de pies a cabeza, dejando unas piernas más tonificadas y una mente más equilibrada.

Descubre todos los beneficios de caminar, así como la forma correcta de practicar este ejercicio para sacarle más partido a tus caminatas.

Ventajas de caminar

Sendero

Para comenzar, la principal ventaja de caminar es que se trata de un tipo de ejercicio muy fácil. Sólo necesitas poner un pie delante del otro. Los entrenamientos complicados están bien, pero a veces apetece ponerse en forma a través de algo más simple.

A diferencia de otros ejercicios, puedes caminar en cualquier parte (o casi) . En consecuencia, puedes practicarlo tanto en la ciudad como en el campo y sin ningún coste.

Caminar por zonas llanas tiene un bajo impacto sobre las articulaciones. Debido a ello, es una buena opción para principiantes o personas que se encuentran en fase de rehabilitación, por ejemplo después de una lesión.

Por último, no es necesario ningún tipo de equipamiento especial. Sin embargo, se aconseja utilizar protector solar y un calzado cómodo y resistente. También es fundamental llevar un botella de agua para mantenerse bien hidratado durante la caminata.

¿Por qué es bueno caminar?

Órgano corazón

Caminar es un ejercicio aeróbico, por lo tanto te ayudará a estar más en forma. Dado que ayuda a pasar más tiempo al aire libre, caminar también es muy bueno para tu mente. Veamos los beneficios de caminar:

Salir a caminar regularmente fortalece el corazón y los huesos. Asimismo, reduce el riesgo de desarrollar un buen número de enfermedades, incluyendo la diabetes, la hipertensión arterial y el colesterol.

El cuerpo se fortalece al caminar. Notarás un aumento en la resistencia, la fuerza y la flexibilidad. Si necesitas perder peso, practicar este ejercicio también es una estrategia inteligente. Y es que, como todo lo que implica ponerse en movimiento, te ayudará a quemar grasa.

Artículo relacionado:
Ejercicios para adelgazar

Si te sientes muy estresado o te cuesta conciliar el sueño por las noches, caminar puede serte de ayuda. La razón es que un mejor estado de ánimo y una mente más equilibrada se incluyen entre los efectos que este ejercicio tiene sobre el organismo.

Los beneficios de caminar son muy interesantes, por lo que, como mínimo, merece la pena plantearse ir a pie más a menudo. Recuerda todo lo que te estás perdiendo la próxima vez que te dirijas a buscar el coche al garaje, y quizá te haga cambiar de idea.

¿Qué partes del cuerpo se trabajan?

Piernas fuertes

Los resultados de caminar se notan especialmente en las extremidades inferiores. Caminar es un ejercicio excelente para trabajar tus glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos.

En consecuencia, practicar este ejercicio de manera regular te permitirá conseguir unas piernas más tonificadas y fuertes.

Subir escaleras, otro gran ejercicio para tus piernas

Echa un vistazo al artículo: Ventajas de entrenar subiendo escaleras. Subir escaleras es otro ejercicio excelente para lucir más atractivo en pantalón corto.

Cómo entrenar caminando

Camiseta de entrenamiento Nike

Si quieres caminar como parte de tu entrenamiento, es fundamental que seas constante. Lo ideal es caminar todos los días de la semana, o al menos la mayor parte de ellos, durante 30 minutos o más. Gradúa la duración y la intensidad en función de tu nivel de fitness.

En lo que se refiere al ritmo, para que caminar se considere ejercicio cardiovascular, no es suficiente con un simple paseo. Debes aumentar tu frecuencia cardíaca para quemar calorías y disfrutar de sus beneficios. Eso significa que es preciso caminar de manera enérgica y a paso ligero.

En consecuencia, a la conclusión del entrenamiento debes encontrarte prácticamente igual de agotado y empapado que con otros ejercicios. Recuerda comenzar caminando despacio hasta que se calienten los músculos y estirar un poco al terminar el entrenamiento.

¿Caminar te resulta demasiado fácil, incluso a paso ligero? En ese caso, ha llegado el momento de elevar la dificultad, la duración y la intensidad de tus caminatas. Para ello, puedes poner en práctica distintas estrategias, desde caminar más rápido hasta caminar cuesta arriba, pasando por el viejo truco de alargar la duración del entrenamiento. O todo lo anterior a la vez, lo que haga falta para ofrecer a tu cuerpo la oportunidad de crecer y progresar.

Aumenta tu resistencia

Echa un vistazo al artículo: Ejercicios de resistencia. Ahí encontrarás cómo aumentar tu resistencia caminando y con otros ejercicios, tanto cardiovasculares como de fuerza.

Escuchar música, caminar con otras personas y alternar las caminatas con otros ejercicios cardiovasculares, como correr o montar en bicicleta, evitará que te aburras. Registrar tus progresos (considera invertir en una pulsera de actividad) es otro de los trucos que no suelen fallar a la hora de aumentar la motivación.

Caminar es un ejercicio excelente, pero si quieres desarrollar todo tu potencial físico, tu entrenamiento debe combinar el cardio con el entrenamiento de fuerza. Así que camina, pero no te olvides de ir también al gimnasio a levantar pesas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.