Balenciaga Otoño/invierno 2017-2018 en cinco claves

Por lo general, las creaciones de los diseñadores de moda están influidas por el mundo que les rodea, tanto si lo encuentran agradable como si no. De darse el segundo supuesto, lo que se espera de ellos es que intenten darle la vuelta o al menos llevárselo a su terreno. Y eso es lo que ha hecho Demna Gvasalia para su segunda colección masculina en Balenciaga.

Su puesto como director creativo de la legendaria casa Balenciaga ha convertido a los empleados corporativos de la empresa matriz de la marca, Kering, en su inspiración, de la misma manera que los jóvenes urbanos lo fueron –y lo siguen siendo– para las colecciones de Vetements.

“Quería tomar el traje formal, quitarle su rigidez y frialdad, y hacerlo cómodo”, dice Gvasalia. Sin embargo, la colección otoño/invierno de la firma está dirigida a todo tipo de hombres. A pesar de su inspiración, tiene una voluntad unificadora, que la hace compatible con ejecutivos, pero también con personas que nunca han tenido que ponerse un traje para ir a trabajar.

Clasificamos los 39 looks en las cinco ideas de la colección que consideramos principales: abrigos por los tobillos, bufandas acolchadas, banderas políticas, pantalones de tiro bajo y fusión de sastrería y sportswear:


Abrigos por los tobillos

Dvasalia alarga hasta la altura de los tobillos toda clase de abrigos. Desde modelos clásicos hasta plumones, pasando por chubasqueros al estilo ‘American Psycho’ (¿pullita?). Si pensabas que los abrigos actuales son grandes, espera a ver lo que está por venir.


Bufandas acolchadas

Las bufandas no sólo tienen proporciones gigantescas (seña de identidad de Gvasalia), sino que además están acolchadas. Dejan de ser un complemento menor para convertirse en una prenda casi imposible y desde luego el foco de atención de cualquier look.


Banderas políticas y logos de Kering

¿Cuál es su significado? Probablemente no lo tengan más allá de la interpretación que quiera darles cada persona.


Pantalones de tiro bajo

Pantalones que se acercan peligrosamente al territorio púbico son acompañados por chaquetas holgadas y camisas abiertas, con la única finalidad de dotar de sex-appeal a los clásicos trajes.


Fusión de sastrería y sportswear

Los uniformes de oficina son reconstruidos mediante plumones, cazadoras y sudaderas, que reemplazan a las americanas. Aunque ha habido varias concesiones a la sastrería clásica, incluso esos looks tenían una parte importante de sportswear. Y es que, ¿cómo apartar la vista de esas zapatillas deportivas con monstruosas suelas?


Categorías

Moda, Tendencias

Miguel Serrano

Esteta por naturaleza. La moda pasada y presente y esos pequeños detalles que a menudo pasan desapercibidos dan forma constantemente a mi concepto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *