Autobronceadores, uso y disfrute

Como bien sabemos, no todo el mundo tiene la opción de irse a la playa durante el verano. Eso no quiere decir que luzcamos un aspecto parecido al del asistente social de Drácula.

Pero no se trata de ponerse un autobronceador y poco más, para que estos productos hagan su efecto hay que preparar la piel y así obtendremos ese look tan deseado.

El primer paso sería hacerse un peeling para eliminar las células muertas. También hay que recordar que las cremas no se pueden aplicar si la piel ya tiene otro producto.

Por ejemplo, si ya has usado un perfume, un after shave o una crema hidratante el autobronceador no se fijará a la piel. Para los hombres es mucho mejor el uso de las toallitas bronceadoras.

El por qué está bien claro, la barba suele ser un gran impedimento para que la crema se fije a la piel y entonces se producen una serie de manchas anaranjadas que nos dan un look a lo Carmen de Mairena que queremos evitar a toda costa.

Por lo tanto, una vez que tengamos la piel totalmente limpia deberíamos usar unos guantes de plástico para expandir el producto lo mejor posible. Sería útil también no ponernos el producto para el rostro en el resto del cuerpo.

Sólo nos queda escoger el tono deseado, sin pasarse, esperar el tiempo que no indique el prospecto, vestirnos y lucir la mejor imagen.

Imagen: Mens Health.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *