Alimentos para estudiar

Leer y estudiar

¿Sabías que existen alimentos para estudiar mejor? Cuando hay que hincar los codos de cara a una prueba o un examen la dieta suele pasar a un segundo plano. Sin embargo, comer mal o hacerlo directamente con el estómago vacío no es buena idea. Las elecciones alimentarias que se hacen mientras se estudia pueden ayudar, y mucho, a tu cerebro a asimilar toda la información de los libros.

Ciertos alimentos suponen una inyección de energía para la mente, manteniéndola despierta, concentrada y lista para trabajar a pleno rendimiento durante una larga sesión de estudio.

Los mejores alimentos para estudiar

Taza de café sobre la mesa

Lo principal es asegurar una buena dosis de nutrientes en todas las comidas, ya que una dieta pobre no es beneficiosa para ninguna función del organismo, incluyendo las que desempeña el cerebro. Pero entre todos esos alimentos saludables y nutritivos que la mayoría ya conoce encontramos algunos que destacan por sus beneficios para el cerebro y los estudios. En consecuencia, si te toca hincar los codos te conviene tener cerca las siguientes comidas:

Café

El café es un clásico de los alimentos para estudiar y despertar el cerebro en general. Esta bebida es combustible para tu cerebro y puede ayudarte a estudiar más y mejor. Por otro lado, hay que tener en cuenta que sus efectos son temporales y que no conviene ir a buscar una traza tras otra cada vez que éstos comienzan a desaparecer. Se aconseja no superar las 2-3 tazas diarias (abusar puede ser perjudicial, impidiéndote pensar con claridad), así que tómalo con moderación y elige bien los momentos.

Té verde

Si buscas una alternativa al café para estudiar, considera el té verde. Famoso por su alta concentración de antioxidantes, el té verde también sería un aliado de las funciones cerebrales. Las distracciones son un gran obstáculo en las sesiones de estudio y, según las investigaciones, esta saludable bebida te puede ayudar con la concentración.

Taza de té verde

Bocadillo de pan integral

El cerebro necesita energía para estudiar, y los carbohidratos complejos son una buena opción para suministrarle esa energía. Si te ataca el hambre, considera un bocadillo de pan integral acompañado de un zumo de naranja natural para concentrarte mejor y disponer de más energía mental en tus sesiones de estudio. Por su parte, la pasta integral es una gran opción para la comida, pero mantén bajo control las porciones o te sentirás demasiado pesado y perderás rapidez mental. En consecuencia, como sucede con el café, los carbohidratos pueden ser tus aliados, pero solo en su justa medida.

Salmón

Si no sabes con qué rellenar tu bocadillo, merece la pena tener en cuenta el salmón por muchas razones. Su riqueza en ácidos grasos omega 3 es beneficiosa para tu capacidad cerebral, de concentración y de atención, cosas que desempeñan un papel clave a la hora de asimilar la información que aparece en los libros. Además, aporta otros nutrientes que necesita tu cerebro, como vitaminas del grupo B y selenio. En definitiva, uno de los alimentos para estudiar más completos. Y si no eres fan del salmón, no te preocupes, ya que existen otros pescados ricos en omega 3. Eso sí, no serán tan compatibles con tus bocadillos… o quizá termines inventando algo nuevo y delicioso.

¿No te concentras lo suficiente?

Echa un vistazo al artículo: Cómo mejorar la concentración. Ahí encontrarás muchos trucos y consejos para aumentar tu capacidad de concentración.

Arándanos

Su elevado poder antioxidante es beneficioso para la memoria y la capacidad cognitiva, así que tener arándanos cerca cuando estudias es una buena idea, especialmente si se comparan con los típicos aperitivos industriales, que tienen poco o ningún valor nutricional.

Arándanos

Espinacas

Tener el cerebro despierto y listo para memorizar toneladas de información es muy importante para sacar el máximo partido a cada minuto de una sesión de estudio. Y las espinacas pueden ayudarte a ambas cosas gracias a su inyección de ácido fólico, un interesante aliado del sistema nervioso. El brócoli es otra verdura estupenda tanto para estudiar como para mantenerse sano. En general, todas las frutas y verduras que presentan un color oscuro son buenas para estudiar.

Avena

La avena es una gran opción para el desayuno, sobre todo en épocas de mucha exigencia mental, ya que son una fuente de energía de larga duración.

Palabra final

Aunque los alimentos anteriores pueden ayudarte en épocas de estudio y de mucha exigencia cerebral en general, es decir en momentos puntuales, lo mejor, naturalmente, es mantener una dieta variada y saludable. Asimismo, es fundamental no saltarse ninguna comida (especialmente el desayuno) o tus neuronas lo notarán.

También hay que asegurarse de proporcionar al cerebro la oportunidad de descansar y reponerse del esfuerzo para que afronte con garantías un nuevo día de estudios. La única forma de hacerlo es dormir entre 7 y 8 horas diarias.

El día del examen no es necesario ingerir todos estos alimentos, sino que, si has estado alimentando bien a tu cerebro, es suficiente con una comida sana y ligera y quizá una taza de café o una infusión.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.