Alimentos con vitamina K

Brócoli

¿Sabías que para llevar un dieta saludable necesitas incluir suficientes alimentos con vitamina K? Y es que, según los estudios, este nutriente ayuda a tu organismo a desempeñar una serie de funciones que te mantienen sano.

Descubre los saludables alimentos que te ayudarán a cubrir tus necesidades diarias de vitamina K (se aconsejan 75 mcg diarios):

Cómo obtener vitamina K

Verdura

La vitamina K debe figurar en tu alimentación, pero ¿por qué? ¿Qué papel juega este nutriente? Las investigaciones señalan que esta vitamina es beneficiosa para la salud. Es buena para el estado de los huesos, la circulación sanguínea y el corazón.

Como sucede con muchos otros nutrientes fundamentales, la mejor forma de obtener vitamina K es a través de las verduras. Si llevas una dieta rica en este grupo alimentario, lo primero es darte la enhorabuena por haber conseguido instaurar con éxito una dieta saludable, algo que no es tan fácil para todo el mundo. Además, este simple pero importante hecho significa que es muy probable que ya estés obteniendo la cantidad suficiente de este nutriente. Sin embargo, a continuación te ofrecemos las opciones más ricas en vitamina K para que las tengas en cuenta:

Verduras

Espárragos

Si quieres aumentar tu ingesta de vitamina K, considera verduras como las coles de Bruselas. Este alimento es un habitual en las listas de los más saludables, y su contenido en esta vitamina es una de las razones. Si prefieres que tu fuente principal de vitamina K sea otro alimento, considera el brócoli, los espárragos, la cebolleta y la zanahoria.

Por otro lado, añadir unas hojas de perejil a tus platos es una estrategia que te ayudará a conseguir una buena dosis de esta vitamina cuando el alimento principal no sea la verdura.

Verduras de hoja

Kale

Como sabrás, las verduras de hoja no pueden faltar en tu dieta. Este grupo alimentario te garantiza un elevado número de vitaminas y minerales, incluyendo la vitamina K. En consecuencia, si quieres aumentar tu dosis diaria de esta vitamina, refuerza tu apuesta por las verduras de hoja. Es especialmente destacable el aporte de verduras de hoja como las espinacas, el berro y el famoso kale.

Todas son excelentes opciones, pero hay que recordar que el kale representa un aporte gigantesco tanto de vitamina k como de otros nutrientes fundamentales, así que merece mucho la pena tenerlo en cuenta cuando hagas tu compra semanal.

Fruta

Aguacate por la mitad

Aunque las mejores fuentes de vitamina K (las más elevadas) las encontramos en las verduras, este nutriente no es exclusivo de este grupo alimentario. La fruta también te aporta esta vitamina, en cantidades algo más pequeñas, pero también muy interesantes desde el punto de vista nutricional. Las cantidades son más reducidas, pero a cambio cuentan con la ventaja de que son más fáciles de llevar, una cualidad con mucho valor si tu rutina diaria te mantiene todo el día fuera de casa.

Por lo tanto, la verdura es estupenda cuando tengas la oportunidad de cocinar en casa o comer en un restaurante, mientras que la fruta te ayuda a no parar de sumar vitamina K (así como otros nutrientes altamente importantes para el organismo) cuando te encuentres en la oficina o haciendo deporte. Y ahora que están de moda los zumos naturales es todavía más fácil comer tanto fruta como verdura mientras sigues con tus quehaceres diarios.

No descuides tampoco la vitamina C

Echa un vistazo al artículo: Alimentos con vitamina C. Ahí encontrarás los alimentos que te ayudarán a cubrir tus necesidades de este importante nutriente.

Pero ¿qué frutas tienen vitamina K? El aguacate, que goza de una gran popularidad (razón por la que es probable que lo comas habitualmente), es la fruta más rica en vitamina K. Pero existen otras frutas que te interesa meter en tu carro de la compra si quieres asegurarte de que llevas una dieta rica en vitamina K. Ese es el caso de las ciruelas, las uvas, la granada, el kiwi y, cómo no, las manzanas. Técnicamente son bayas, pero también hay que mencionar el contenido de los arándanos.

¿Qué otros alimentos con vitamina K puedo añadir a mi alimentación?

Anacardos

Hay alimentos que aportan mucha vitamina K y otros algo menos, pero a la hora de prevenir su falta, es buena idea combinar cuantos más, mejor. Los siguientes aportan menos que el kale o el aguacate, pero cada inyección cuenta.

Utilizar aceite de canola en la cocina es una de esas estrategias que te permitirá acceder a una pequeña cantidad de vitamina K. El salmón, las gambas y, sobre todo, el atún en lata, son los pescados que merece la pena destacar en lo que se refiere a cantidades de vitamina K.

Y si te gustan los frutos secos (algo que juega a tu favor, pues todos los expertos los recomiendan para gozar de una buena salud), te interesará saber que los anacardos y los piñones también aportan esta vitamina.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.