Abramovich se come 50.000 dólares

Bueno, tampoco es que se comiera los billetes, ni que lo hiciera sólo. En realidad se trata de una frase con sentido figurado que no viene a decir más que, en una de sus últimas comidas, el multimillonario Roman Abramovich acudió al restaurante neoyorquino Nello’s en compañía de su novia, su hijo y tres amigos y el monto total de la factura ascendió a 47.221 dólares, 31.617 euros. Siempre he dicho que si tuviera dinero, me lo gastaría en comer, aunque según puede apreciarse en la factura, lo que elevó la cuenta a cifras astronómicas fueron las bebidas: Chateau Petrus, Cristal Rose Magnum y la joya de la bodega: La Tache Romanée Conti. La cena se compuso de platos típicamente italianos como spaguetti Mare Monte, regatone a la siciliana, tacos de parmesano, milanesas o carpaccio de trufas. Sólo con imaginarme lo sabrosos que debieron ser los platos se me hace la boca agua. Y hablando de agua… la novia de Abramovich no consumió alcohol, pues está embarazada, pero bebió la mejor agua mineral de la carta. Muchos serán quienes critiquen semejante gasto y lo califiquen de despilfarro, sin embargo, otros piensan que un multimillonario se debe de gastar su dinero en lo que realmente quiera, que para eso es suyo. Yo aún no tengo una opinión del todo formada, pero de lo que sí estoy segura es de que tras semejante festín, Abramovich debió evacuar, como poco, lingotes de oro. Vía: Lujoplanet]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *