¿Por qué nos deprimimos los hombres?

depresión en los hombres

Muchos hombres tenemos tendencia a negar la evidencia: los hombres también nos deprimimos. En la actualidad, se trata de uno de los principales males de la sociedad moderna, una patología que hay que tratar de la forma más adecuada.

Según la Organización Mundial de la salud, más de 350 millones de personas padecen de depresión. De ese total, los hombres también formamos un porcentaje importante.

¿Qué causas son las más frecuentes de depresión en los hombres? A continuación, veremos algunas.

La pareja

Las crisis y problemas en la pareja suelen ser una de las causas más extendidas de depresión. Aunque a veces no seamos conscientes, nuestra pareja tiene un elevado peso específico en nuestra estructura mental. Cuando hay una ruptura o riesgo de ella, entramos en una especie de depresión anticipada por el duelo que se generaría.

Hay que tener cuidado con estos estados mentales asociados a la crisis de pareja. Una cosa es la depresión por una ruptura inminente, y otra pasarlo muy mal en cada desencuentro con nuestra pareja.

El trabajo

El estrés y la ansiedad laboral van, en muchas ocasiones, relacionadas con la depresión en los hombres. Y más cuando no hay un buen ambiente en el trabajo, se originan tensiones diariamente, problemas con el jefe o encargado, etc.

No hay que olvidar que el trabajo es importante, pero la salud es lo primero.

Alteraciones en el cerebro

Hay personas que, por naturaleza, tienen más riesgo a la depresión. La razón son las pequeñas alteraciones cerebrales que prolongan los estados depresivos que todos vivimos, en lugar de suprimirlos.

depresión

El sedentarismo y la falta de ejercicio

Hay estudios realizados que han demostrado que el sedentarismo excesivo incrementa las posibilidades de tener depresión.

Situaciones traumáticas

Los hombres que sufren un evento traumático tienen muchas posibilidades de sentir emociones como el miedo, la impotencia y el estrés. Tras estas emociones, se puede pasar gradualmente a un proceso depresivo.

 

Fuentes imágenes: Gaceta Mexicana  /  Hispanos del mundo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *