Workaholics, la adicción al trabajo

Hay muchas variables por la cual una persona no quiere ir a su casa luego de una larga jornada laboral. Tal vez porque no le guste el ambiente de su hogar o simplemente porque no le atrae, desde hace algunos años a esta parte se ha añadido una nueva adicción al listado que ya había: los adictos al trabajo o, como lo dice su nombre en inglés, workaholics.

Si bien está planificado una cierta cantidas de horas para trabajar, para el ocio y para dormir; los adictos al trabajo pueden usar las horas de ocio o hasta las de dormir para continuar con el trabajo.

Socialmente, la adicción al trabajo como muchas otras (la de fumar, por ejemplo) están muy aceptadas, es por eso que el que sufre está adicción no siente que está enfermo, muy por el contrario.

Quienes padecen de este problema lo manifiestan como cualquier adicción a las drogas u otros comportamientos compulsivos: negación del problema, necesidad de control, distorsión de la realidad, dedicación full time al trabajo, y síntomas de abstinencia en épocas de vacaciones.

También tienen consecuencias negativas, por ejemplo: se ven deterioradas sus relaciones familiares, se aíslan, hay una pérdida del sentido del humor y no pueden relajarse. Su salud física se ve debilitada, porque también duermen mal y poco.


Categorías

Salud

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario