Visitar Barcelona en Pascua

Barcelona

En primer lugar, si planeas viajar a Barcelona durante la Semana Santa, es necesario saber que las vacaciones son más largas en Cataluña que en el resto de España: mientras que el Jueves Santo no es un día de fiesta, el Lunes de Pascua sí lo es.

Además, ten en cuenta que al igual que en muchos otros lugares, durante la Semana Santa en Barcelona se desarrollan una gran cantidad de eventos religiosos en las calles

Así, el domingo antes de la Semana Santa tiene lugar el Domingo de Ramos. Las calles están llenas de niños con ramas de olivo, ramas de laurel y palmas. Las procesiones con imágenes sagradas se celebran el Viernes Santo, en las distintas cofradías y hermandades. A pesar de que tienen lugar en las calles de Barcelona, cabe destacar las procesiones de L’Hospitalet del Llobregat.

Viajar a Barcelona en Pascua, también es posible conocer la ciudad y visitar los lugares de interés turístico de otros pueblos catalanes. Recomendamos visitar la Costa Brava (incluyendo Cadaqués, Figueres y Girona), especialmente por sus magníficos paisajes marinos y pueblos de pescadores.

Incluso se puede disfrutar de una buena “calçotada”, es decir, donde el plato principal son los calçots, una variedad de cebolleta asada y acompañado de una salsa romesco.

Si pasas la Semana Santa en Cataluña, es necesario probar las “Mounas de Pascua”: un pastel acompañado de una o más figuras de chocolate. La tradición dice que hay que comer este dulce el Lunes de Pascua, también conocido como el “Día de mouna”. Aunque los defensores de la tradición dicen que tiene que tener forma de huevos de chocolate.

Barcelona es una ciudad llena de atracciones turísticas y lugares para visitar. Disfrute de la Pascua para ir a la Sagrada Familia o el Parque Güell, dos de las grandes obras del arquitecto Antoni Gaudí, o por los callejones del Barrio Gótico. Aunque no se puede dejar de lado el Passeig de Gràcia, con sus grandes obras modernistas como La Pedrera y la Casa Batlló.


Escribe un comentario