Vello nasal, necesario pero sin pasarse

Recortador de vello nasal

Como probablemente sabrás, el vello nasal cumple con una función biológica. Estos pelos actúan como barrera entre el sistema respiratorio y el mundo exterior, protegiéndonos entre otras cosas de los agentes patógenos que transporta el aire.

Sin embargo, eso no quiere decir que no podamos recortarlos, sobre todo si una parte sobresable de la nariz, e incluso cortar desde la raíz un buen puñado de ellos en el caso de que la fosa nasal cuente con una alta concentración de vello nasal.

Desde el punto de vista estético las razones para prestarle atención al vello nasal, impidiendo que los vellos crezcan hasta sobresalir de la nariz o se sitúen a las puertas de hacerlo, son obvias. Resulta bastante incómodo mirar a una persona de cerca y comprobar que sus pelos de la nariz han traspasado las barreras de los estéticamente admisible. Seguro que tú también te has encontrado en alguna ocasión en una situación parecida.

En este sentido, podemos ayudarnos de unas tijeras pequeñas, aunque en nuestra opinión no hay nada más rápido y cómodo que los recortadores de precisión eléctricos, los cuales sirven también para las cejas y las orejas. Algunos trimmers diseñados específicamente para este propósito integran ya protección para evitar tirones, rasguños y cortes.

Los recortadores de precisión eléctricos no requieren de una inversión demasiado elevada. Sus precios oscilan entre los 10 y los 20 euros, y estamos hablando de las principales marcas. Además, a diferencia de las maquinillas de afeitar no tendremos que utilizarlos cada día, sino que se trata más bien de una tarea de mantenimiento semanal.


Escribe un comentario