Un gran híbrido familiar de Peugeot

nuevo-coche

Hace unos años cuando teníamos en mente comprarnos un buen coche, por primera vez o cambiarlo en el casi de necesidad, siempre optábamos por acudir a esos concesionarios de confianza con el fin de que los vendedores pudieran aconsejarnos con el mejor coche y para ello siempre preguntaban si se deseaba de cuatro puertas o ranchera, gasolina o diésel y con una simple contestación ya lo teníamos todo arreglado, pero las cosas han cambiado, por eso os presentamos hoy un gran híbrido familiar de Peugeot.

Del mismo modo, comentaros que con el cambio de los tiempo, ahora si te acercas a un concesionario, no es como antes, sino que ya se comienza diciendo el tipo de coche que se necesita, de gama alta, con cinco plazas, que sea diésel, con tracción a las cuatro ruedas, sport back, sensores variados, capacidad off road y que ademas no supere los 40 mil euros, y seguramente os ofrecerán un Audi, pero si lo queréis híbrido, nada mejor como el Peugeot 508 RXH.

Así pues, destacar que este gran coche cuenta con un motor eléctrico de 37 cv como propulsor trasero con el fin de cuadrar la tracción, con un motor térmico de 163 cv, funcionando en modo eléctrico de manera total, si es seleccionado con los mandos de cuadro, teniendo una duración de hasta 4 kilómetros si se conduce a una velocidad media de 50 kilómetros por hora, gastándose la batería por completo, por lo que se hace ideal para coche urbano.

interior-coche

Por otro lado, mencionar que el Peugeot 508 RXH frena rápidamente una vez se levanta el pie del acelerador, por mucho que vayáis cuesta abajo y sin frenos, pasando de un motor térmico a otro eléctrico, asentándose en el asfalto de forma firme y segura, proporcionando al conductor una serie de diversiones porque ademas es cómodo y silencioso.

Asimismo, debéis saber que este vehículo cuenta como equipamiento de serie un navegador en color, climatizador bizona, control de velocidad, luces diurnas de led, asientos delanteros eléctricos, tapicería de cuero y head up display.

Fuente – revistagq


Escribe un comentario