Trucos para congelar de forma correcta

Si un día se te dio por cocinar para toda la semana y tienes un freezer, lo ideal es que tengas algunos conocimientos para congelar alimentos de forma correcta.

Así, si un dia recibes visitas inesperadas o llegas tarde del trabajo, tienes lista la comida. Solo la tienes que descongelar y servir en la mesa.

En Hombres con Estilo te daremos algunas normas básicas del congelado.

  • Envasado: Un envase para congelar debe ser hermético, rígido con tapa segura o de film de PVC que tenga el espesor suficiente y un buen cierre para que el contenido quede totalmente aislado. El aire frío del freezer absorbe toda la humedad que encuentre por lo tanto deshidrata los alimentos que no queden bien aislados; a eso se debe que luego queden secos y desabridos.
  • Tiempo: El tiempo de congelación debe ser lo más corto posible para que se formen cristales de hielo pequeños que al descongelar no deterioren las fibras del producto. Esto depende de que el freezer tenga la capacidad adecuada de frío y de poner cantidades pequeñas de alimentos  por vez.
  • Higiene: Antes de preparar alimentos la cocina y las manos deben estar impecables. Se deben manipular por separado y con elementos diferentes los vegetales y las carnes para evitar la contaminación cruzada. Los envases deben entrar en el freezer apenas se haya enfriado el preparado, sin demoras. Jamás debe recongelarse un alimento congelado a menos que haya pasado de crudo a cocido en el ínterin.

Alimentos que no se pueden congelar:

  • Gelatina (pierde líquido)
  • Mayonesa (se separa)
  • La clara de los huevos duros (se pone fibrosa)
  • Verduras crudas para ensalada (se marchitan)
  • Papas hervidas (se ponen pastosas)
  • Merengue italiano (se aplasta)
  • Frutas enteras para comer frescas (toman fea consistencia).

Buenas ideas para congelar:

  • Ñoquis caseros: Recién preparados se congelan, sin envolver, en una placa hasta que estén duros como piedritas, luego se embolsan y guardan. En el momento de usarlos se echan congelados al agua hirviendo. Se congela la salsa por separado, igual que el queso rallado.
  • Jugo de limón: Congelar el jugo en una cubetera para usarlo luego en salsas, postres, bebidas. Una vez formados, hay que embolsar los cubitos para que conserven el sabor.
  • Cáscara de limón o naranja: Congelarla apenas rallada dentro de frasquitos herméticos para tenerla a mano al preparar postres y salsas.
  • Hígados de pollo: Juntarlos dentro de un recipiente o bolsa hasta tener la cantidad suficiente para preparar un paté.
  • Cebolla y ají: Picarlos y guardarlos por separado para tenerlos a disposición para salsas y otros platos.
  • Masa para tartas dulces y saladas: Prepararlas y guardar el bollo embolsado o congelar las tarteras ya forradas con masa dentro de una bolsa hermética.
  • Salsas: Conviene espesar las salsas para congelar con maicena en lugar de harina. La boloñesa, el pesto y la salsa de tomates se congelan tal cual sin problemas.
  • Comida para el bebé: Todas las papillas y purés de vegetales, con o sin carne cocida, se pueden congelar pero en fracciones pequeñas para no reusar las sobras.

¿Tenés algún truco novedoso para congelar?


Categorías

Ocio

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario