Tres trucos para tener un cabello más lustroso

Harry Styles

Los hombres nunca han prestado tanta atención a su cabello como ahora, aunque dado que hasta hace sólo un par décadas la mayoría se conformaba con aplicarse un champú génerico un par de veces por semana, todavía nos queda un largo camino por recorrer hasta alcanzar el nivel de las mujeres.

Lo primero que hay dominar son las técnicas de lavado, secado y peinado, pues cometer errores en estos procesos podría estar privándote de lucir un cabello más lustroso.

¿Sabías que un único lavado no es suficiente para retirar toda la suciedad? Acostúmbrate al doble lavado y verás cómo se nota la diferencia. Un cabello más brillante y manejable. Es muy sencillo: aplica champú, enjuaga, vuelve a aplicar champú con un masaje suave para activar la circulación y finalmente enjuaga una última vez.

hombres_lavarse_cabello

Le ponemos ganas, pero los hombres todavía no dominamos el secador, lo que puede resultar en un pelo dañado. Cuando utilices el secador, no lo acerques demasiado ni lo pongas a máxima temperatura. Y termina siempre con aire frío para ayudar a sellar las cutículas y, de esta manera, conseguir que el pelo retenga la humedad que necesita para lucir más luminoso y lleno de vida.

Las planchas y los tintes representan una fuerte agresión contra el cabello, razón por la que es conveniente no utilizarlas nunca. Ahí le sacamos ventaja a las mujeres, que los necesitan más que nosotros para sus peinados. En lugar de ello, aprende a sacarle partido a tu cabello rizado, ondulado o encrespado. Llevar el cabello en su estado natural es beneficioso tanto para tu imagen (está de moda) como para su salud a corto y medio plazo.


Escribe un comentario